El clásico del mundo

  • La Prensa
  • en Deportes

AJO Y AGUA

POR HUGO SÁNCHEZ

 

Si hay algo verdaderamente atractivo en el mundo en esta semana, pues no hay que mirar a muchos lados, simplemente habrá que ver hacia donde se juega el mejor futbol del planeta, que es en la liga de España, y enfocarnos en el partido que todo el orbe está esperando y que, por supuesto, no desea perderse, ya que se ha convertido no sólo en el clásico español, sino que hay que considerarlo ya como el clásico del mundo.

Es tanta la expectación que se tiene en estos partidos del Real Madrid y el Barcelona, se juegue lo que se juegue, llámese liga, llámese Copa del Rey o llámese Champions, que estos duelos retumban en todo el orbe.

Y el del próximo sábado no es la excepción. Este partido significará mucho para el futuro en lo que resta de la liga española. Si el Barcelona (que lo veo difícil) derrota al Real Madrid en el Bernabéu, será un palo durísimo que le costará muchísimo al Madrid remontar en lo que resta del campeonato, ya que si ahora son 11 puntos la diferencia que hay, pues imagínense 14, es una losa pesadísima.

Precisamente ha coincidido mi visita a mi otra casa, que es Madrid, ya que junto con mi esposa y mis hijas pasaremos las fiestas de Navidad y Año Nuevo en este paraíso europeo con mis suegros y cuñados, y aprovechando esta estancia voy a cargarme de baterías, ya que ahora me pasa lo contrario que cuando estaba jugando aquí, tanto con el Atlético de Madrid, pero sobre todo con el Real Madrid, que después de terminar una dura competencia de cada temporada aquí en España, iba a México de vacaciones a cargar las baterías y disfrutar de la familia y estar en paraísos vacacionales que hay tantos en México y que en ese entonces frecuentaba, como es el caso de Cancún y Acapulco, aparte de estar en la Ciudad de México.

Ahora, lo raro es que me pasa al revés, ya que estoy trabajando en México, ahora vengo a España (Madrid) para recargar energías y volverme a sentir y ser Hugo Sánchez por el trato y las atenciones que recibo en todos lados donde me presento.

No me voy a perder este clásico que va a ser fundamental para el destino final de la liga, y obviamente, iré al Bernabéu para presenciar ese interesantísimo partido, como siempre lo ha sido, y así tengo muchos recuerdos de tantos duelos que tuve contra el odiado rival, deportivamente hablando.

El morbo está en el aire, ya que además de la rivalidad entre los mejores equipos que hay en el mundo, existe también la de los mejores jugadores que hay en el planeta, que son Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Es impresionante la competencia que nos están regalando a todos los que nos gusta este maravilloso deporte.

El decir, que Cristiano Ronaldo tiene cinco Balones de Oro y Messi también; decir que Cristiano Ronaldo tiene cuatro Botas de Oro (una con el Manchester United y tres con el Real Madrid) y Messi cuatro con el Barcelona, indica que el duelo va muy parejo, excepto en los Pichichis, ya que Messi lleva cuatro y Cristiano Ronaldo tres.

Parece ser que esta temporada se está inclinando a favor de Lionel en cuanto a hacerse merecedor de otro Pichichi, que por consiguiente, le daría la Bota de Oro automáticamente, ya que en España el gol, a comparación de otros países, vale el doble, y entonces se aseguraría otra Bota de Oro, y eso pone con ventaja al astro argentino, ya que conseguiría su quinto Pichichi y su quinta Bota de Oro. Todo eso empezaría a sumar a favor de Messi para la consecución del próximo Balón de Oro y ahí, es donde el blaugrana empezaría a adelantarse a su rival deportivo de esta generación.

Cristiano Ronaldo está viviendo un año completísimo, porque ha ganado prácticamente todo. Éste será un año inolvidable para él.

Lo que estamos viviendo actualmente, servirá como un precalentamiento de lo que nos espera en la Copa del Mundo de Rusia en el verano próximo, ya que si el Mundial de por sí es muy interesante y atractivo para todo el planeta, la mayoría de las miradas en este torneo estarán puestas tanto con Cristiano como con Messi, y este Mundial va a ser clave para marcar diferencia sobre quien será el mejor del próximo año.

Por el momento, Messi lleva la ventaja, ya que el Barcelona, con la delantera que tiene hasta ahora, se puede proclamar campeón de la liga en España. Messi puede conseguir su quinto Pichichi y por consiguiente su quinta Bota de Oro, y si en el Mundial consigue sobresalir más que Cristiano Ronaldo, pues la balanza se inclinará hacia el argentino, así que Cristiano tendrá que acelerar para que el Mundial no sea un torneo que le afecte en la competición que tiene con Messi en los reconocimientos mundiales.

Esta ocasión quiero aprovechar mi columna para desear a todos los lectores de LA PRENSA, una Feliz Navidad, en compañía de sus familias y de todos sus seres queridos.

¡Feliz Navidad!

¡Que te lo digo yo!