Morelia ni las manos metió frente al poderoso Monterrey

Foto: BARRERA

Morelia ni las manos metió frente al poderoso Monterrey

  • La Prensa
  • en Deportes

La Prensa en Línea

MONTERREY, NL, 3 de diciembre.- Los Rayados de Monterrey demostraron por qué fueron el super líder del Torneo Apertura, al borrar a Monarcas Morelia, 4-0 (global 5-0) para sellar su boleto a la gran final del Torneo Apertura 2017, en la cual jugará contra Tigres de la UANL.

Una gran noche tuvo el argentino Rogelio Funes Mori, quien consiguió un triplete, a los nueve, 28’ y 52’ minutos, y el uruguayo Carlos Sánchez, a los 21’.

Monarcas Morelia lució inquietante en los primeros minutos del partido; prueba de ello fue que el peruano Raúl Ruidíaz remató un centro por izquierda, pero la pelota se fue hasta el otro lado y el argentino Gastón Lezcano trató de cerrar la pinza, pero no alcanzó.

Los de Michoacán generaron otro arribo de peligro, cuando el chileno Diego Valdés remató de cabeza, pero el esférico pasó apenas por un lado de la cabaña del conjunto local.

Monterrey aprovechó la primera clara que tuvo para ponerse al frente, luego que el portero Hugo González dio pase largo a Funes Mori, quien tras recibir la pelota se escapó por derecha y disparó para lograr, a los nueve minutos, el 1-0 en la pizarra.

Los visitantes tuvieron la opción de igualar el marcador a través de un tiro penal, pero en el cobro falló Ruidíaz, por lo que la ventaja se mantenía para Rayados.

El equipo del técnico argentino Antonio Mohamed simplemente mostró su superioridad, Funes Mori ingresó al área y recibió falta, por lo que se marcó el penal que cobró el mediocampista uruguayo Carlos Sánchez, para poner el 2-0 a los 21 minutos.

Los de casa siguieron en el mismo tenor, lanzados hacia el frente en busca de más goles; ello les rindió frutos, cuando Funes Mori aprovechó un error del portero Carlos Sosa, quien no sujetó un balón tras un tiro libre y el delantero simplemente concretó a los 28’ para el 3-0.

Monarcas simplemente no tuvo poder de reacción ante un cuadro local, que mostró superioridad y logró un buen funcionamiento, por lo que se fue al descanso con la ventaja.

UN SEGUNDO TIEMPO CAMINANDO

Al volver al campo, Rayados decidió volver a acelerar y Funes Mori selló su gran noche con otro tanto. Triplete del argentino, para sepultar todavía más a Monarcas.

Roberto Hernández decidió en ese momento sacar a Lezcano y luego a Ruidíaz, el goleador peruano desapareció luego de fallar el penalti.

El “Pipila” Vilchis ingresó a soportar una losa pesada. Miguel Sansores fue el otro soldado que entró a la peor parte de la batalla.

El “Turco” Mohamed supo que era momento de guardar a sus mejores armas para la gran final. Sánchez y Funes Mori salieron ovacionados.

A partir de ese momento, el juego bajó en intensidad. Morelia supo que ya estaban de vacaciones, mientras que Monterrey comenzó a pensar en su vecino.

Dorlan Pabón también dejó el campo, Marco Bueno tomó su lugar. El juego estaba finiquitado.

Los últimos minutos del cotejo fueron de trámite. Rayados no se esforzó más y esperó el final de la batalla.

Eso fue todo en el BBVA, Monarcas no fue rival para el superlíder. Monterrey arrastró a los purépechas y están en la gran final del torneo. Tigres ya los esperaba.

Para la segunda mitad, la inercia de Monterrey fue la misma y el colombiano Dorlan Pabón apareció por el lado izquierdo, desde donde mandó centro que conectó con la cabeza Funes Mori para lograr el 4-0 a los 52 minutos, ante un rival que ya no pudo reaccionar.

Rayados bajó el ritmo considerablemente en el cotejo, pero tuvo el dominio y logró contener algunos intentos de Monarcas Morelia por hacerse presente en el marcador.

En la recta final, los visitantes ya no pudieron ni siquiera inquietar al local, la pizarra ya no registró movimientos, y así, Monterrey se adjudicó la victoria en el cotejo de vuelta de las semifinales.

El árbitro del encuentro fue Jorge Isaac Rojas, quien amonestó a Rodrigo Millar, de Monarcas.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem

TE PUEDE INTERESAR 

La final es regia. Así lo establecieron contundentemente Monterrey y Tigres