Dodgers obliga al séptimo juego en la Serie Mundial

Foto: Archivo OEM

Dodgers obliga al séptimo juego en la Serie Mundial

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La Prensa en Línea

LOS ÁNGELES, California, 31 de octubre (OEM-agencias).- Dodgers de Los Ángeles obligó hoy al séptimo y definitivo partido de la Serie Mundial 2017 del beisbol de las Grandes Ligas, tras vencer por 3-1 a Astros de Houston, ante un repleto y enloquecido Dodger Stadium.

Esta será la segunda vez consecutiva y la cuarta en los últimos siete Clásicos de Octubre que se decidirá en siete juegos.

El cuadro angelino se impuso gracias a la ofensiva de Corey Seager, Joc Pederson y Chris Taylor, además de buen pitcheo de Rich Hill de cuatro y dos tercios de entradas con una carrera permitida.

Seager conectó un elevado de sacrificio para empujar la carrera decisiva cuando el juego estaba empatado 1-1 por doblete de Taylor.

Pederson conectó después jonrón por Los Dodgers para el 3-1, mientras que por los Astros la botó del parque George Springer, su cuarto vuelacerca de la Serie Mundial.

Con esos dos bambinazos, ya se han conectado 24 cuadrangulares en el actual Clásico de Otoño, un récord por tres sobre los 21 que se habían despachado en el 2002 entre Angelinos y Gigantes, estos últimos con el líder de todos los tiempos Barry Bonds (762).

La victoria fue para el relevista Tony Watson (2-0) y el revés para el astro Justin Verlander (0-1), quien estaba invicto con 4-0 en esta postemporada.

Te Puede Interesar: Tottenham suspende de por vida a aficionados que lanzaron orina a los del West Ham

OTRO ENCUENTRO VIBRANTE

El toletero Springer madrugó temprano en el tercer inning al zurdo Hill con un bambinazo por el jardín derecho, que puso a los Astros al frente 1-0 en ese momento, para la única anotación permitida por el lanzador del llamado “brazo equivocado”.

El primer bateador del conjunto texano ha tenido el bate encendido en esta instancia ya que lleva cuatro cuadrangulares en el tope para liderar ese departamento en el magno evento.

Los Astros llenaron las bases en el quinto con imparable de Brian McCann, doblete del venezolano Marwin González y boleto intencional a Springer con dos outs intercalados.

Empero, el manager Dave Robert enseguida le aplicó la grúa a Hill y trajo en su lugar al relevista Brandon Morrow, quien dominó a Alex Bregman en roletazo al torpedero.

Los Astros volvieron a amenazar en el sexto con dos out por sencillo del cubano Yuli Gurriel y desbol a McCann, pero el apagafuego Watson, finalmente el que se acreditó el triunfo, dominó al venezolano González en línea -que podía ser hit- a segunda base.

El encanto de Verlander, 4-0 en esta postemporada y con nueve ponches hasta ese momento en el juego, se rompió en el sexto cuando Los Dodgers le anotaron dos carreras para irse al frente 2×1.

El receptor Austin Barnes abrió con hit al izquierdo, el veterano Chase Utley fue golpeado con un lanzamiento, Taylor le sonó doblete impulsor para empatar y Seager elevó después de sacrificio por el derecho para que el corredor de tercera anotara la de la ventaja.

Los fanáticos de Los Dodgers continuaron celebrando después en el séptimo cuando Pederson le botó la pelota por la banda contraria (izquierda) al relevista Joe Musgrove para aumentar la cuenta del conjunto angelino a 3-1.

Para el séptimo y decisivo juego, el martes en el Dodgers Stadium, fueron designados para defender el montículo Lance McCullers, por los Astros, y el japonés Yu Darvish, por Los Dodgers.

Los Astros buscan su primera corona en 55 años desde la fundación de la franquicia, ya que ahora ha igualado su mejor resultado, después de haber llegado también a la Serie Mundial en 2005, cuando cayeron ante los Medias Blancas de Chicago, mientras que los Dodgers buscan su séptimo trofeo y el primero desde el Clásico de 1988, cuando derrotaron a los Atléticos de Oakland.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem