Otro joven pintor perece electrocutado

foto: Luis A. Barrera

Otro joven pintor perece electrocutado

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Aurelio Sánchez, fotos: Luis A. Barrera

En poco más de 48 horas, otro pintor pierde la vida al tocar cables de alta tensión, mientras se encontraba realizando su trabajo en la calle Canal de Garay, Colonia San Juan Joya, en la Delegación Iztapalapa, las autoridades correspondientes tardaron en llegar al lugar del lamentable suceso.
Apenas el pasado miércoles, un trabajador de la brocha gorda pereció de la misma forma mientras pintaba una fachada de un edificio en la Colonia Pensil Norte, en la Delegación Miguel Hidalgo.
La forma de morir de ambos fue un espejo, ya que ambos se encontraban a una altura considerable, cuando sin darse cuenta tocaron los alambres de alta tensión, recibiendo una descarga de 23 mil voltios e inmediatamente caer fulminado.
El descuido del hombre de entre 25 y 30 años de edad, fue muy grave, pues perdió la noción de su alrededor y cuando alzó el rodillo, éste tocó desafortunadamente los alambres, ante el dolor de los habitantes del inmueble que se quedaron impactados al escuchar el sonido de la descarga.
Fueron momentos de alarma y pánico por los vecinos que no daban crédito a lo que acababa de suceder.
Tras superar el shock, éstos reportaron a las respectivas autoridades el fatal accidente.
Al lugar llegaron unidades de la Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX), tomando conocimiento del hecho, además de acordonar la zona para evitar que se “ensuciará” la escena del accidente.
Ahí se encontraba el cuerpo tendido, con el arnés que usaba a un lado de él, y la fachada del edificio quedó sin ser concluida y dejando a una familia con el dolor de haber perdido a un integrante de ella.
Los oficiales reportaron a su vez al ministerio público, así como a la Policía de Investigación (PDI), pero éstos llegaron cuatro horas después del accidente.
Después de la larga espera, por fin arribaron a la zona y se dieron a la tarea de realizar su trabajo, con los inicios de las averiguaciones pertinentes.
Más tarde, una ambulancia de los Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia capitalina arribó al lugar para recabar las pruebas, así como el levantamiento del cuerpo.