¡Bravía reacción!

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

México pasa susto con el colista, remonta y conserva lo invicto

SAN LUIS POTOSÍ, SLP, 6 de octubre.- Viniendo de atrás, la selección de futbol de México venció 3-1 a la de Trinidad y Tobago la noche de hoy viernes, en partido de la novena fecha del Hexagonal de la Concacaf, clasificatorio para el Mundial Rusia 2018 en el Estadio Alfonso Lastras.
Shahdon Winchester, al minuto 66, hizo el gol del equipo caribeño que se quedó con tres puntos en el último lugar de la clasificación. Hirving Lozano, al 78, Javier Hernández, al 88, y Héctor Herrera, al 90+4, marcaron por el conjunto azteca que llegó a 21 unidades y se mantuvo como líder inalcanzable.
Antes del juego, se llevó a cabo una conmovedora ceremonia con un minuto de silencio en memoria de las 369 personas que murieron por el sismo de 7.1 grados que sacudió a Ciudad de México el 19 de septiembre, así como para los miles de damnificados que dejó la tragedia.
El silencio se quebró con un minuto de aplausos de la afición, que además lanzó desde la tribuna un sonoro grito de “¡Fuerza México!” y cantó el tradicional “Cielito lindo”.
En la cancha, jugadores mexicanos como su capitán Andrés Guardado y Héctor Herrera obsequiaron camisetas de la selección a manera de reconocimiento al personal del Ejército, la Marina, la Cruz Roja, Protección Civil y binomios caninos por su labor ante la emergencia.
Especial y emotivo resultó el momento en que apareció en la cancha “Frida”, la perrita que se ganó el afecto de los mexicanos por su ayuda en la búsqueda de sobrevivientes. La gente coreó su nombre con el futbolero canto “¡oe oe oe, Frida, Frida!”

DEL NERVIOSISMO
A LA EUFORIA
Después, lo que México ofreció en el partido fue poco para la afición. El tricolor se vio desarticulado durante la primera mitad y sin creatividad para resquebrajar ese 4-3-2-1 con el que los soca warriors se plantaron en la cancha.
Los trinitenses se permitieron causar preocupación en la defensa mexicana con disparos de Winchester y Levi García; el intento de este último exigió que el portero Jesús Corona diera un manotazo para mandar la pelota a tiro de esquina.
Los mexicanos se manifestaron apenas con unos tiros libres de Miguel Layún y Guardado, además de discretas insinuaciones de Jesús “Tecatito” Corona.
Cuando parecía que México mejoraba en la segunda parte, llegó el gol de los caribeños de manera sorpresiva.
Tras un largo pelotazo, García le ganó la jugada por lo alto a un defensa y le dejó el balón a Shahdon, que definió el 1-0 con tranquilidad con un toque sobre el guardameta.
Al 71, Trinidad y Tobago estuvo cerca de hacer su segundo gol, pero Corona atajó a una mano un disparo a quemarropa de Nathan Lewis.
Dos jugadores que entraron de cambio generaron la jugada del empate mexicano. Oribe Peralta habilitó a Layún, quien desde el corredor izquierdo mandó el centro al área donde Lozano cerró la pinza para el 1-1 que desató la euforia.
“Chicharito” Hernández consiguió el 2-1 con un incómodo remate de cabeza dentro del área chica de los trinitenses y se disipó toda la preocupación.
La velada terminó en fiesta con el 3-1 que Herrera marcó en tiempo de compensación con un vistoso gol de tiro libre.
El martes, en la décima y última jornada del hexagonal, México visitará a Honduras en San Pedro Sula, mientras que Trinidad y Tobago recibirá a Estados Unidos en Couva.