Undécimo invitado

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

PARÍS, Francia, 6 de octubre (OEM-agencias).- España se convirtió en la undécima selección clasificada para el Mundial de Rusia 2018, en una jornada europea de clasificación en la que Islandia se acercó a su sueño de jugar por primera vez el torneo, mientras Croacia e Italia firmaron sendos empates que prácticamente los condenan a buscar el boleto en el repechaje.
La Roja se aseguró la clasificación con una goleada ante Albania (3-0) en Alicante; aunado el empate de Italia en su casa ante Macedonia.
“Hemos contado con unos jugadores extraordinarios que son los artífices absolutos de la clasificación con una grandísima mentalidad, con un gran compromiso, con mucha ilusión”, destacó el seleccionador español Julen Lopetegui tras la clasificación.
“Era un grupo (de clasificación) que desde el principio comentamos que teníamos que estar preparados para competir hasta el final”, añadió.
El joven Rodrigo Moreno abrió el marcador tras revolverse en el área (16’), antes de que Isco hiciera el 2-0 (23’) y Thiago Alcántara rubricase el tercero de cabeza (26’).
La Roja estará en Rusia 2018 tras saber sobreponerse a la dura semana marcada por los sucesos en Cataluña, que volvió a poner el foco en el central Gerard Piqué, después de sus críticas a las cargas policiales para impedir un referéndum de autodeterminación, prohibido por la justicia española.
Los más de 25 mil espectadores que llenaron el Rico Pérez alicantino se dividieron entre los que le silbaron, como ocurre desde hace más de dos años en los encuentros de La Roja, y los aplausos que, a medida que pasaban los minutos, fueron imponiéndose.
El central, que vio una amarilla en el 48’, acabaría siendo sustituido en el minuto 59 por Nacho, saliendo del campo entre los aplausos de la mitad del público puesto en pie, y los pitos de otros.

CHIFLIDOS Y
APLAUSOS A PIQUÉ
La amonestación impedirá que Piqué pueda jugar el último partido clasificatorio el lunes contra Israel, que ya no tendrá ninguna trascendencia para La Roja.
En Turín, la tetracampeona del mundo, Italia, decepcionó por su juego, pues sólo empató ante la modesta Macedonia (1-1), después de que el central de la Juventus, Giorgio Chiellini, adelantase a los italianos (40’) y Aleksandar Trajkovski (77’) empatara para los balcánicos.
Con estos resultados, España asegura con 25 puntos acabar primera de la llave y, por lo tanto, su clasificación para el Mundial.
Italia con 20 puntos tiene prácticamente garantizado acabar como uno de los ocho mejores y, por ello, jugar el repechaje antes incluso de visitar el lunes a Albania, dependiendo de otros resultados.
En este grupo G, Israel ganó a Liechternstein (1-0) en un partido intrascendente.
Islandia, por su parte, dio un paso de gigante en su sueño de jugar por primera vez un Mundial tras golear a Turquía por 3-0, con goles de Johann Gudmundsson (32’), Birkir Bjarnason (39’) y Kari Arnason (49’).
Sería una hazaña para este pequeño país de apenas 300 mil habitantes, el jugar por primera vez una fase final de un Mundial, después de haberse estrenado en la pasada Eurocopa 2016 en un gran torneo, llegando a los cuartos de final (y eliminando a Inglaterra en octavos).

CROACIA NO DEPENDE
DE SÍ MISMA
En cambio, Croacia y todas sus estrellas están al borde del abismo, ya que está empatada a 17 puntos (a dos de Islandia) con Ucrania, que se impuso a Kosovo por 2-0.
Los croatas ya no dependen de sí mismos para ser primeros de grupo, pero lo peor es que se jugarán la posibilidad de disputar el repechaje en Ucrania en la última fecha, el próximo lunes.
Todo está también por decidir en el grupo D, donde Serbia desperdició la oportunidad de clasificarse directamente al perder en Austria por 3-2.
Gales, que derrotó por 1-0 a Georgia en Tiflis, pese a no contar con su estrella Gareth Bale, lesionado, se ha colocado ahora en una posición muy buena para volver a jugar un Mundial (sólo jugó el del 1958).
Los serbios lideran la llave con 18 puntos y les bastará con ganar a Georgia en la última jornada para clasificarse. Gales, con 17, quedará a la espera de poder arrebatar el billete a los balcánicos, aunque antes tendrá que garantizarse el jugar el repechaje en un duelo directo con Irlanda (16 puntos).