Querétaro empata a Monterrey de último minuto

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

QUERÉTARO, Qro., 30 de septiembre.- Mientras Monterrey sigue de líder, los Gallos Blancos del Querétaro rescataron el empate 2-2 que le da un poco de respiro a su técnico Jaime Lozano.
En un cierre emocionante, el brasileño Camilo Sanvezzo ejecutó penal al 90+4 para firmar la igualada que valió como un triunfo para los queretanos, quienes también atraviesan problemas de descenso. Antes, el mediocampista Javier Güémez (39) anotó por los de casa.
Del lado regio, el goleador colombiano Avilés Hurtado, de penal al minuto 48, y el defensa argentino Leonel Vangioni, al 59, hicieron los goles, para que Rayados llegara a 24 unidades, en tanto los emplumados sumaron 10.
El partido comenzó equilibrado, aunque en algunos lapsos se notaba la superioridad del plantel de Rayados, aunque sin hacer figura al portero brasileño Tiago Volpi. 
Mientras Querétaro se apreciaba peligroso en sus pocas aproximaciones sobre el arco de Hugo González, quien atajó de gran forma un disparo de Everaldo Stum y luego, en una jugada a balón parado, la escuadra local hizo el 1-0.
El brasileño Camilo Sanvezzo cobró acción detenida para que Javier Güémez apareciera solo dentro del área, en un grave fallo defensivo de la visita, que le costó el primer tanto en contra y que provocó la algarabía en La Corregidora.
La aceptable primera mitad que firmó el local se derrumbó de inmediato tras el descanso, cuando Avilés Hurtado fue derribado dentro del área para un penal que cambió por gol, el propio colombiano para el 1-1.
La igualada apagó el canto de Gallos Blancos, en tanto los regios se metieron de lleno al encuentro y sin dejar reaccionar al adversario, dieron vuelta al marcador 2-1 por conducto de Vangioni.
El exjugador del italiano, AC Milán, demostró su valía ya que se vio como delantero al tomar un rechace en los linderos del área, entre tres zagueros se giró con el balón y de frente al arco sacó zurdazo imposible para Volpi.
Querétaro trató de emparejar la situación, tomó la posesión del balón, pero Monterrey se acomodó en la parte baja con modificaciones de carácter defensivo y cada que podía quemaba minutos, lo que imposibilitó claridad en las llegadas del local.
En el cierre del partido, Rayados dejó escapar el tercer gol para sentenciar el encuentro y eso lo pagó caro tras una genialidad del juvenil de Gallos, Jordi Cortizo, quien fue derribado en el área enemiga por Efraín Juárez y Carlos Sánchez, para que Sanvezzo hiciera el 2-2.