¡Se alejan de liguilla!

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

En bronca terminó el partido

MONTERREY, NL, 30 de septiembre.- Los Tigres tienen una dulce venganza. El equipo de Ricardo Ferretti aprovechó el regalo de último minuto para vencer a las Chivas del Guadalajara 1-0, con lo que lo deja casi fuera de la liguilla del Torneo Apertura 2017 al Rebaño Sagrado.
El único gol del encuentro se dio a los 90+4 minutos y, con ello, el conjunto local llegó a 19 unidades dentro del presente certamen, mientras el cuadro jalisciense se quedó con nueve.
El encuentro comenzó a un buen ritmo, con llegadas de ambos equipos y en los primeros instantes, el delantero ecuatoriano Enner Valencia no pudo conectar con la cabeza un centro por izquierda, por lo cual se esfumó la oportunidad para los de casa.
Ante ello, el cuadro jalisciense respondió cuando Rodolfo Pizarro remató un centro por izquierda, pero la pelota pasó apenas por un costado de la cabaña defendida por el argentino Nahuel Guzmán.

LLEGADAS CON PELIGRO
El cotejo fue de llegadas de peligro en ambas cabañas y otra de ellas se dio a los siete minutos, cuando Eduardo Vargas recibió pase hacia la derecha, entró al área y cruzó su disparo, pero se fue apenas, por un lado.
Pizarro lució cada vez más inquietante y prueba de ello es que tomó el esférico por derecha, recorrió hacia el centro y desde ahí tiró, pero Guzmán alcanzó a mandar por encima del travesaño.
A los 38 minutos, Carlos Cisneros estuvo a punto de poner en ventaja a las Chivas con un remate a un centro por izquierda enviado por Pizarro, pero una vez más figuró Guzmán para evitar la caída de su marco.
Valencia desaprovechó una clara oportunidad a los 44, luego que Vargas tiró desde fuera del área y el esférico pegó en el poste, por lo que el esférico cayó en los pies del delantero ecuatoriano, quien sin marca alguna envió hacia un lado de la cabaña de Rodolfo Cota.
Al arranque de la segunda mitad, Tigres siguió en busca de tomar ventaja y cerca estuvieron de lograrlo con un disparo del francés André-Pierre Gignac desde fuera del área, pero el portero del conjunto jalisciense mandó a tiro de esquina.
Chivas generó menos hacia el frente a pesar de sus esfuerzos, pero siguió bien ubicado en el sector defensivo, por lo que mantenía imbatida su portería.
Una vez más, Valencia tuvo una opción en el área, intentó sacar potente disparo, pero intervino la defensa, que también desvió en un tiro de media distancia de Javier Aquino.
Hacia la recta final, Tigres aún intentó obtener la victoria como local y Valencia recibió falta en el área, por lo que se marcó penal que cobró de manera acertada Juninho a los 90+4, para poner el definitivo 1-0.
El árbitro del encuentro fue Fernando Guerrero, quien amonestó a Carlos Cisneros y José Juan Vázquez, de Guadalajara, y a Eduardo Vargas y Jesús Dueñas, de Tigres.

SE DESATÓ LA BRONCA
El técnico Matías Almeyda terminó caliente y al darle la mano a Ricardo Ferretti en señal de paz, se fue con todo contra el chileno Eduardo Vargas que se había burlado tras el regalo del árbitro Fernando Guerrero.
La cámara húngara se hizo por todo el terreno de juego, mientras que jugadores y cuerpo técnico de las Chivas se querían comer vivo al chileno, pero los felinos lo protegían.
Por fortuna las cosas no terminaron a mayores y sólo falta que el árbitro, no reporte nada tras la violencia en el terreno de juego.