¡Se la rayan al campeón!

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Por fin, el “Turco” Mohamed pudo vencer a los tapatíos en la era Almeyda

MONTERREY, NL, 12 de agosto.- Los Rayados del Monterrey le han puesto un baile de polka al campeón.
Las Chivas del Guadalajara pasaron de la “empatitis” a una derrota por goleada frente a la Pandilla 4-1, en un partido que el cuadro tapatío ha mostrado muchas carencias tanto en la línea defensiva como su delantera.
Con esto, Monterrey es líder con 10 puntos; el Rebaño se quedó en 3 puntos. Antonio Mohamed pudo terminar con el dominio que Matías Almeyda tenía sobre él, desde su llegada al futbol mexicano y por primera vez, el “Turco” pudo vencer a su compatriota y al Rebaño al frente de la Pandilla y de qué manera.

PEGARON LOS ROJIBLANCOS
El partido empezó con gol. Lo construyeron los defensas centrales del Rebaño. Oswaldo Alanís cobró un tiro de esquina y a primer palo apareció Jair Pereira para rematar de cabeza y marcar el 0-1 para Chivas.
La ventaja rojiblanca no duró mucho, en la siguiente jugada Rayados emparejó el juego. Dorlan y Avilés se unieron para cederle a Ortiz la oportunidad de anotar, excelso tiro del argentino y el local igualó todo de nuevo.
Ambos combatientes hicieron daño muy rápido. Chivas buscó con insistencia su primer triunfo en el torneo, Monterrey enseñó el poderío que tiene.
La batalla siguió en el campo regiomontano. Los dos equipos utilizaron todas sus armas. Las más efectivas.
Avilés y Pabón apretaron a la zaga tapatía, la velocidad de los sudamericanos incomodó a Pereira y Alanís, los defensas rojiblancos sufrieron para detenerlos.
Rogelio Funes Mori estuvo atento en el área para cazar cualquier balón que dejaran pasar los visitantes.
Conforme avanzó el tiempo, Rayados fue ligeramente superior al chiverío, Pabón y Avilés no dejaron de insistir.
El combustible rojiblanco ya no alcanzó. Fierro y Pizarro dejaron de acelerar por las bandas, Orbelín no tuvo contacto con el esférico y Zaldívar flotó en el área.
Al no haber más emociones, el árbitro mandó a los veintidós combatientes a tomar un respiro.

YA ERA UN BAILE
Al volver al campo, Rayados empleó la misma energía que en el primer lapso, Rogelio Funes Mori rápido le vio la vuelta al marcador tras un gran pase de Dorlan. El chiverío quedó aturdido.
Almeyda trató de despertar a su rebaño con el ingreso de la “Chofis” López e Isaac Brizuela. El ataque rojiblanco tuvo más fuerza.
En ese momento Celso Ortiz dejó la batalla por una lesión. El “Turco” echó mano de Jesús Molina.
Rayados se paró mejor en el campo. Dorlan y Avilés estuvieron más sueltos al frente.
Salcido en el siguiente ataque rayado cometió falta en el área, el árbitro la vio y marcó el penalti. Dorlan no se tentó el corazón y marcó el tercer tanto de los locales.
Almeyda explotó en la banca y salió expulsado. El “Pelado” mostró una cara pocas veces vista. El berrinche se lo llevó hasta los vestidores.

HURTADO LOS REMATÓ
El declive rojiblanco llegó minutos después, Avilés Hurtado cerró el ataúd tapatío.
Mohamed decidió en ese momento darle descanso a Avilés y Pabón, Alfonso González y el “Conejo” Benítez ingresaron a la batalla.
Rayados tuvo el control total del juego. Chivas renunció al ataque, lo que buscaron fue no recibir más goles.
Monterrey bajó la intensidad y dejó en paz a su rival ya derrumbado. El campeón cayó, su corona se deformó. Rayados es una realidad. A temer con ellos.