Apareció la violencia en el Azteca

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Una vez más corrió sangre en la Liga MX. Las porras de las Águilas del América y de los Pumas de la UNAM se trenzaron en un agarrón donde salieron a relucir puñetazos, patadas, botellazos, pedradas y alguna que otra moneda que descalabró a algunos aficionados.
La policía tuvo que intervenir en un par de ocasiones para evitar que las grescas fueran a mayores. Se detuvo a varios integrantes de las barras y continuaron con el acceso normal a la cabecera sur del Coloso de Santa Úrsula.
A pesar del fuerte operativo de más de cuatro mil efectivos de la policía, los aficionados no respetaron al agararse a golpes.
El operativo comenzó alrededor del mediodía, policías arribaron en camiones de seguridad pública, para luego cuidar el inmueble en patrullas, camionetas, camiones y en caballos.
Todos los que intentaban entrar al inmueble pasaban por puntos de seguridad, mismo que se fortalecía cuando se trataba de grupos de animación, pues eran revisados hasta dos ocasiones.
Al final, la policía también detuvo a quince personas por revender boletos afuera del estadio.