¡NOCHE DE REGALOS!

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Partido intenso y con errores arbitrales

América le pasó una vez más a los Pumas de la UNAM. Las Águilas pudieron aguantar, hasta se dio el lujo de fallar una pena máxima a través de Silvio Romero, pero Cecilio Domínguez tomó las riendas y, al estilo Panenka, anotó el segundo en una noche de errores arbitrales.
El Estadio Azteca tuvo una gran entrada y los aficionados no salieron decepcionados por el partido que brindaron ambos clubes. Los goles del triunfo fueron obra de Oribe Peralta, al minuto 20, y del paraguayo Cecilio Domínguez por la vía del penal, al 79. El chileno Nicolás Castillo había logrado el empate momentáneo, al 33; el argentino Silvio Romero falló un penal, al 45.
Con este resultado, el cuadro americanista llegó a seis unidades de nueve que ha disputado, en tanto el cuadro auriazul sufrió su segunda derrota consecutiva y se quedó con tres.
En teoría, el cuadro azulcrema llegó a este duelo en mejores condiciones, sin embargo, en la práctica, la diferencia en la cancha no fue mucha, sobre todo tras el empate del cuadro visitante, que se lo encontró de manera un poco fortuita en este duelo en el que la victoria americanista fue justa por lo mostrado en la cancha.
Los primeros minutos no fueron sencillos para los de casa, que vieron cómo su portero, el argentino Agustín Marchesín, salvó su meta en un disparo de media distancia que amenazaba con colarse al fondo de las redes.
Tras estos minutos de incertidumbre, Águilas empezó a tener el balón y logró terminar con el cero, en una acción en la que el colombiano Carlos Quintero, por derecha, abrió perfecto a sector contrario, donde Oribe Peralta, sin marca, controló y ante la salida de Saldívar le tocó por encima para poner el 1-0, al minuto 20.

REGALO DEL ÁRBITRO
Los de casa tenían controlado el juego, pero los universitarios tuvieron una gran dosis de fortuna y lograron el empate en una jugada en la que el paraguayo Miguel Samudio, en su intento de despejar, le estrelló el balón al argentino Mauro Formica. Este último, con balón controlado, mandó un centro a segundo poste, donde el chileno Nicolás Castillo, letal, conectó un cabezazo para batir a Marchesín, al 33.
América pudo haberse ido al descanso con la ventaja en una polémica acción en la que el silbante marcó como penal un ligero empujón del uruguayo Gerardo Alcoba sobre Bruno Valdez. El encargado de cobrarlo fue el argentino Silvio Romero, quien lo hizo también a la Panenka, lo que le permitió a Saldívar reaccionar para meterle el manotazo y salvar su meta. En el complemento se vivió un juego parejo, con deseos de irse al frente en la pizarra, pero con falta de claridad al frente para poder reflejarlo de manera clara, aunque con algunos sustos en ambas porterías.

DOMÍNGUEZ, EL HÉROE
Tras un remate de cabeza de Peralta, que se fue apenas a un costado, los locales pudieron recuperar la ventaja gracias a una mano de Castillo dentro del área, que fue decretada como penal, la cual fue ejecutada por el paraguayo Cecilio Domínguez, nuevamente a la Panenka, para ahora sí batir al “Pollo” Saldívar, al minuto 79.
Pumas se fue al frente en pos del empate, pero poco pudieron hacer para merecer un empate y sufrir así una derrota que agudiza su crisis, en tanto América, sin ser brillante, logró un triunfo muy importante en todos los aspectos.
El arbitraje estuvo a cargo de Érick Miranda, quien tuvo un pobre desempeño al marcar un penal que no era. Amonestó a Josecarlos van Rankin, el argentino Mauro Formica, al chileno Nicolás Castillo y a Luis Quintana por la visita; el paraguayo Cecilio Domínguez, Edson Alvarez y Paul Aguilar vieron cartón preventivo por los de casa.
Es así que Pumas no le gana al América desde el 2015 cuando los derrotó 3-0 en las semifinales. Además Paco Palencia con más de un año al frente de los felinos tampoco ve su suerte ante los amarillos.