Hoy, agarrón en el Azteca

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Miguel Herrera no ha podido responder como se espera en su regreso al América, por eso el técnico emplumado ya siente la presión, y más, a unas horas de enfrentar a un equipo con el que tiene una gran rivalidad.
El “Piojo” dijo que el duelo ante Pumas, en la jornada tres de la Liga MX, es una gran oportunidad para quitarse la presión de no conseguir ningún punto en el Estadio Azteca.
En conferencia de prensa, el estratega de las Águilas señaló que su equipo siempre sale en busca de la victoria, pero este sábado, la presión aumenta al ser uno de los clubes con los que su afición no perdona una derrota.
“El equipo está concentrado para el partido y el rival es un buen sinodal para dejar contenta a la gente con un buen resultado”, manifestó.
De la lesión que sufrió el mediocampista Cecilio Domínguez, comentó que se esperará hasta el diagnóstico del sábado para saber si va en el once titular. De Matheus Uribe, su más reciente fichaje, espera que tenga una adaptación rápida con el equipo, así como a las condiciones de la Ciudad de México.
Sobre la numerosa cantidad de jugadores extranjeros que tiene en la plantilla, aseguró que se le dará la oportunidad de jugar a quien mejor esté sin importar si es mexicano o foráneo.
“Hay muchos jugadores de la cantera que se han ganado una oportunidad, el caso de Edson Álvarez, quien a base de trabajo ha podido ser parte importante del equipo, son conceptos que en el club están muy claros”, apuntó.
En cuanto a la gran cantidad de aficionados universitarios que se dan cita en el Coloso de Santa Úrsula, Herrera no se espanta al afirmar que la afición más grande del país es la azulcrema, pero no le importaría ganar con un estadio vacío siempre y cuando salgan con los tres puntos.
Aunque exhortó a los aficionados de ambos bandos a disfrutar el partido que los jugadores tienen preparado, y solamente se quede en pasión deportiva y evitar cualquier tipo de violencia que pueda afectar la imagen del futbol.
Luego de su derrota en casa en la Copa MX ante Rojinegros del Atlas, los dirigidos por Miguel Herrera no quieren más sorpresas, por lo que deberán estar concentrados los 90 minutos y hacer un juego sin presiones, pues el rival viene por el triunfo.
Pumas, en tanto, viene de perder en su visita al Atlas luego de iniciar la competencia con una victoria, por lo que ahora, está con todo por sacar un resultado positivo que le devuelva la confianza inicial, y qué mejor que ante el acérrimo adversario.