Paola Espinosa e Iván García ya son papás

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

GUADALAJARA, Jal., 31 de julio.- Hay mucho que festejar este día. La doble medallista olímpica Paola Espinosa se convirtió en mamá, luego de anunciarlo su pareja, el también clavadista Iván “El Pollo” García.
La bajacaliforniana tuvo varios motivos por celebrar este 31 de julio, al convertirse en mamá, fecha que ganó medalla olímpica en Londres y el día de su cumpleaños.
Paola e Iván “El Pollo” García decidieron hacer partícipes de su gran alegría a todos sus seguidores en las redes sociales, dando a conocer el emotivo suceso; sin olvidar las muestras de cariño entre ambos.
“Enamorada de la vida y de mi familia, gracias @Ivangarciapollo por tanto amor, bienvenida Ivana. Calificación 9.9, peso 2.850, 46cm”, publicó en su red social la clavadista.
Por su parte, el feliz padre también utilizó las redes sociales para decir: “Las amaré por siempre mis princesas. Lo mejor de mi vida. Muchas gracias @paomiamor por hacerme el hombre más feliz del mundo y formar esta hermosa familia. Te amo y siempre las amaré. Ivana, el amor de mi vida”.

A CINCO AÑOS
A cinco años de distancia, Paola Espinosa ha vivido diversos momentos en su vida, con satisfacciones, pero de igual manera, como todo ser humano, con sinsabores. Sin embargo, en unos días, vivirá, quizá, el mejor episodio de su vida: ser madre.
“Fue el día de mi cumpleaños, fue mi segunda medalla olímpica a lado de Alejandra Orozco, entonces, a cinco años de ese momento, me siento contenta de recodar ese momento que me costó mucho trabajo, pero lo disfruté mucho”, manifestó.
Desde la plataforma de 10 metros en la modalidad sincronizada, Paola Espinosa, al lado de la entonces, apenas niña de 15 años de edad, Alejandra Orozco, pasaba a la historia como la deportista mexicana con una segunda presea olímpica.
“Han pasado muchas cosas desde aquel momento. Pero de ese día es que fue muy especial, porque me levanté de buenas, porque era mi cumpleaños, con muchas felicitaciones, hice una prueba a lado de Ale, disfrutamos cada uno de los saltos y al final ver el tablero me llenó de satisfacción de que habíamos hecho un buen trabajo”, recordó.