Hoy operan a Tala

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Duro golpe a los Diablos. El portero titular del equipo Alfredo Talavera quedará fuera seis meses por una lesión en la rodilla derecha, por lo que le dice adiós al torneo Apertura 2017.
El jugador de la Selección Mexicana salió de cambio en el primer tiempo del encuentro, en que su equipo derrotó 3-1 a los Panzas Verdes, correspondiente a la fecha dos del Apertura 2017.
Tras ser valorado, el cuadro de los Diablos Rojos dio a conocer la gravedad de su lesión, que lo obligará a ser sometido a una intervención quirúrgica.
“Alfredo Talavera presenta una lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, la cual debe ser tratada con cirugía”, manifestó el cuadro mexiquense.
Talavera, formado en las Chivas de Guadalajara, recibió su primera convocatoria a la Selección Mexicana en 2011 y desde entonces, se ha mantenido como uno de los mejores porteros del país.
El jugador será operado este martes y según cálculos estará de regreso a las canchas para inicios de 2018, por lo que se perderá el resto de las eliminatorias mundialistas a Rusia 2018, en las que México es líder invicto, y del Torneo Apertura 2017, en el que Toluca busca el título en coincidencia con el año de su centenario.
De 34 años, Talavera pasaba por un gran momento de forma y espera que a su regreso pueda mantenerse como candidato a integrar la Selección Mexicana para Rusia 2018, en caso de que el tricolor gane el boleto para la máxima competición del futbol mundial.

JOVEN CON POCA EXPERIENCIA
Los Diablos ya tiene al sustituto. Luis García será quien ocupe el lugar de Talavera, en los próximos meses.
García es un hombre con poca experiencia, pero con muchos deseos de triunfar. El tapatío inició su andar por el balompié con el equipo de Tercera División de su lugar de origen: Leones Negros de Talpa de Allende. Su primer llamado a un equipo de mayor jerarquía fue para el Apertura 2011, cuando los Jaguares de Chiapas se fijaron en él, disputando algunos duelos de Copa, pero nunca dio el salto a la Liga.
Fue hasta Clausura 2014 -ya bajo el nombre de Gallos Blancos de Querétaro- que finalmente apareció en la máxima categoría al saltar en el once inicial frente al Atlante en el Estadio Andrés Quintana Roo, encuentro en el que cayeron 2-4, permitiéndole los cuatro goles a Michael Arroyo.
Para el Clausura 2015 emigró a Coras Tepic, donde contó con más minutos y en el Apertura 2016 recibió el llamado de su actual equipo.