Benfica avanza como segundo

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp
LISBOA, Portugal, 6 de diciembre (OEM-agencias).- El Nápoles se impuso este martes al Benfica en Lisboa, con goles del español José Callejón y del belga Mertens y consiguió pasar a octavos como líder de grupo, mientras que a las Águilas, que redujeron su desventaja con un tanto de Jiménez, la derrota les vale para clasificarse en segundo lugar.
Los italianos acaban la fase líderes del grupo B con 11 puntos, tres más que el Benfica, mientras que el Besiktas terminó tercero y jugará la Liga Europa a pesar de la pesada derrota sufrida ante el Dínamo de Kiev (6-0).
JIMÉNEZ MUY ACTIVO
Rui Vitória mantuvo el once que utilizó en el último partido a excepción del mexicano Raúl Jiménez, que entró en el puesto del griego Mitroglou.
Lo que comenzó con la permanencia en la Liga de Campeones como objetivo principal no tardó en convertirse en una lucha por el primer puesto gracias a las noticias que llegaban desde Kiev, donde el Dínamo le metió 4 goles al Besiktas en la primera parte, dejando al Benfica y al Nápoles con el pase a octavos asegurado.
El mexicano Raúl Jiménez, fue el jugador más activo del conjunto encarnado, que supo aprovechar las pérdidas de balón de la defensa del Nápoles para amenazar la portería de Pepe Reina, aunque sin conseguir acertar.
CORONÓ CON SU GOL
Tras este inicio, el más fuerte del Nápoles, el Benfica recuperó la iniciativa y siguió aprovechando errores de la defensa italiana para hacerse con el balón.
El mexicano Jiménez, en una jugada con el portugués André Almeida, acabó lanzando un remate desde la frontal que chocó en un jugador del Nápoles.
A pesar de ello, fue el equipo de Maurizio Sarri el que acertó primero cuando por fin consiguió aprovechar, esta vez con éxito, la velocidad de José Callejón.
El delantero belga Mertens, que acababa de salir, dio un pase largo que dejó a Callejón solo ante el portero y el español no falló para abrir el marcador en el minuto 58 y liderar a su equipo hacia el primer puesto del grupo.
En el 75, Albiol estuvo a punto de dar alas al Benfica al cometer una falta sobre el argentino Salvio en las inmediaciones del área, que dio lugar a un remate del portugués Pizzi que pasó muy cerca del poste derecho de Reina.
Pero apenas minutos después, el Nápoles volvió a marcar.
Mertens recibió un balón dentro del área, y tras driblar a Luisão con clase, envió el balón al fondo de la portería de Ederson.
Un grave error de Albiol puso en problemas al Nápoles cuando en el 87 cedió ante la presión de Jiménez y dejó al mexicano solo ante Reina, que no consiguió evitar el gol.
Los de Rui Vitória, intentaron aprovechar el descuento para buscar el empate pero el Nápoles supo aguantar la presión y asegurar su triunfo y el liderato del grupo.