“Que no haga condones”

Switzerland's midfielder Xherdan Shaqiri (L) vies for the ball against France's midfielder Paul Pogbaduring the Euro 2016 group A football match between Switzerland and France at the Pierre-Mauroy stadium in Lille on June 19, 2016. / AFP PHOTO / FRANCOIS LO PRESTI

“Que no haga condones”

  • La Prensa
  • en Deportes

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

París, Francia | AFP | “Espero que Puma no fabrique preservativos”, ironizó el centrocampista suizo Xherdan Shaqiri en la televisión helvética SRF, después de que las camisetas de su selección se desgarraran en serie durante el 0-0 ante Francia, el domingo en Lille por el grupo A de la Eurocopa.

Cuatro jugadores (Mehmedi, Embolo, Dzemaili y Xhaka) tuvieron que cambiar de casaca en el primer tiempo y Xhaka incluso debió acercarse en el segundo tiempo al banquillo para volver a cambiar de camiseta tras sufrir un segundo desgarro de tela, ante pequeños forcejeos con los jugadores franceses.

“Las camisetas Puma de la selección suiza se desgarran como papel. El balón Adidas se pincha. No podemos tener más confianza en la eficacia de los alemanes”, bromeó por su parte en su cuenta de Twitter el exgoleador inglés Gary Lineker.

“Espero que Puma no haga condones” afirmó con humor Shaqiri al conocer el caso de las camisetas rotas

DEFECTO DE FABRICACIÓN ES EL ORIGEN DE LAS CAMISETAS SUIZAS ROTAS

Puma, el fabricante del uniforme de la selección suiza, aseguró este lunes que un defecto de fabricación es el origen de que varias camisetas de jugadores de la ‘Nati’ se rasgasen el domingo en el encuentro ante Francia.

“Nuestro análisis de la camiseta suiza utilizada en el partido del domingo nos indica que hubo una partida de la tela cuyos hilos fueron dañados durante el proceso de producción, lo que llevó a una fragilidad de la prenda final”, indicó Puma en un comunicado, admitiendo que en total fueron siete las camisetas que se rompieron durante el encuentro.

La marca alemana precisó que esa tela fue utilizada “únicamente para un número limitado de camisetas suizas” y que un incidente así “no volverá a repetirse” después de “haber comprobado el inventario de todas las camisetas de todos los equipos Puma”.

Las camisetas, elaboradas con una mezcla de elastano y poliéster, fueron fabricadas en Turquía, informó el grupo.

Antes de este comunicado, Puma había enviado otro a la AFP en el que se aseguraba que “nuestros cinco equipos Puma (Austria, Italia, República Checa, Eslovaquia y Suiza) han disputado 10 encuentros en esta Eurocopa sin que se hubiese producido ningún problema”.

En ese texto, la marca con base en Herzogenaurach (sudeste de Alemania) informó que un grupo de expertos estudiaban el material del que estaba compuesta la camiseta.

El domingo por la noche, en el partido entre Francia y Suiza en Lille, por las cámaras de televisión pudo verse a cuatro jugadores helvéticos (Admir Mehmedi, Breel Embolo, Blerim Dzemaili y Granit Xhaka) tuvieron que cambiarse la camiseta en la primera parte porque se rasgaron y Xhaka, incluso, tuvo que repetir la acción en el segundo periodo.

Un incidente que le ha costado a Puma numerosas mofas en las redes sociales y que afecta a la imagen del grupo en momentos en los que la marca trata de recuperar terreno en este mercado tras años de travesía en el desierto.

Incluso hasta los internacionales suizos bromearon con lo ocurrido: “Espero que Puma no fabrique preservativos”, declaró Xherdan Shaqiri a la televisión suiza SRF.

Lo ocurrido es aún más perjudicial para la marca del felino que había anunciado antes del campeonato querer apostar por el “diseño” y la “innovación tecnológica” durante la Eurocopa para desmarcarse así de los dos grandes dominadores del mercado: Adidas y Nike.

 

Agence France-Presse