/ jueves 20 de agosto de 2020

Teatros del INBAL proyectan reapertura para octubre 

Su posible reapertura depende del semáforo epidemiológico y de contar con los protocolos sanitarios

Los teatros y salas de concierto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) preparan su posible reapertura para octubre próximo aunque ello depende del semáforo epidemiológico y de contar con los protocolos sanitarios para el público, los artistas y el personal técnico.

“He recalcado que tenemos que seguir cuidándonos nosotros mismos porque existe la posibilidad de que en octubre podamos abrir y estemos en un escenario. Pero se está debatiendo cómo regresaremos y tenemos que comunicar de manera eficiente cómo vamos a regresar, cómo sería la convivencia con el público y entre artistas. Estamos planeando ese regreso”, refirió Enrique Singer, director de la Compañía Nacional de Teatro del INBAL, al señalar que el reinicio de actividades será escalonado y con grupos artísticos reducidos.

En el conversatorio digital “Artes escénicas y coronavirus. Reflexiones para el futuro”, realizado con especialistas de Brasil, Colombia y Madrid, Singer señaló que la reapertura de los teatros no dependen únicamente del protocolo sanitario para el público sino uno especial para los actores, para quienes resulta difícil seguir medidas de distancia o uso de cubreboca sobre el escenario; además de depender de su protección fuera del teatro.

En ello coincide Jorge Culla, Intendente de los Teatros del Canal de Madrid, al señalar que desde el 17 de junio pasado se permitió la entrada de público a los teatros españoles con la aplicación de reglas sanitarias; sin embargo, uno de los mayores retos no ha sido el control del espectador dentro de las salas sino su cuidado fuera.

Por lo que consideró que más allá de las medidas de seguridad comunitarias aplicadas en los teatros, se requiere de responsabilidad y conciencia individual de manera cotidiana. Pues de poco servirá la toma de temperatura o el uso de cubreboca en un escenario o en las butacas, si en la calle, el público y los actores continúan desobedeciendo las recomendaciones de cuidado.

➡️ Gerardo González cumple 40 años de hacer teatro

“El problema no es lo que pasa dentro del teatro, porque dentro se han tomado todas las medidas, el tema es la realidad de lo que cada uno hace cuando sale del teatro y es la responsabilidad personal. Responsabilidad de los artistas en su vida diaria de manera personal”, recalcó.

Tanto las compañías del INBAL como las extranjeras han apostado por las plataformas digitales como un medio para subsanar la ausencia en los escenarios. Y si bien la experiencia virtual no es la misma que la física, los especialistas coinciden en que en estos tiempos ha facilitado un acercamiento masivo con el público.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Los teatros y salas de concierto del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) preparan su posible reapertura para octubre próximo aunque ello depende del semáforo epidemiológico y de contar con los protocolos sanitarios para el público, los artistas y el personal técnico.

“He recalcado que tenemos que seguir cuidándonos nosotros mismos porque existe la posibilidad de que en octubre podamos abrir y estemos en un escenario. Pero se está debatiendo cómo regresaremos y tenemos que comunicar de manera eficiente cómo vamos a regresar, cómo sería la convivencia con el público y entre artistas. Estamos planeando ese regreso”, refirió Enrique Singer, director de la Compañía Nacional de Teatro del INBAL, al señalar que el reinicio de actividades será escalonado y con grupos artísticos reducidos.

En el conversatorio digital “Artes escénicas y coronavirus. Reflexiones para el futuro”, realizado con especialistas de Brasil, Colombia y Madrid, Singer señaló que la reapertura de los teatros no dependen únicamente del protocolo sanitario para el público sino uno especial para los actores, para quienes resulta difícil seguir medidas de distancia o uso de cubreboca sobre el escenario; además de depender de su protección fuera del teatro.

En ello coincide Jorge Culla, Intendente de los Teatros del Canal de Madrid, al señalar que desde el 17 de junio pasado se permitió la entrada de público a los teatros españoles con la aplicación de reglas sanitarias; sin embargo, uno de los mayores retos no ha sido el control del espectador dentro de las salas sino su cuidado fuera.

Por lo que consideró que más allá de las medidas de seguridad comunitarias aplicadas en los teatros, se requiere de responsabilidad y conciencia individual de manera cotidiana. Pues de poco servirá la toma de temperatura o el uso de cubreboca en un escenario o en las butacas, si en la calle, el público y los actores continúan desobedeciendo las recomendaciones de cuidado.

➡️ Gerardo González cumple 40 años de hacer teatro

“El problema no es lo que pasa dentro del teatro, porque dentro se han tomado todas las medidas, el tema es la realidad de lo que cada uno hace cuando sale del teatro y es la responsabilidad personal. Responsabilidad de los artistas en su vida diaria de manera personal”, recalcó.

Tanto las compañías del INBAL como las extranjeras han apostado por las plataformas digitales como un medio para subsanar la ausencia en los escenarios. Y si bien la experiencia virtual no es la misma que la física, los especialistas coinciden en que en estos tiempos ha facilitado un acercamiento masivo con el público.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Sociedad

Hacienda y Tabasco firman convenio para combatir delitos fiscales y financieros

Entre los principales beneficios del acuerdo están el combate a los delitos financieros y fiscales y el fortalecimiento de las finanzas públicas

Cultura

Reabren sala de conciertos del Palacio de Bellas Artes

Bajos estrictas medidas sanitarias, el recinto realizará mañana el primer concierto luego de siete meses cerrado

Virales

¡Bebé milagro! Nació prematuro, lo declararon muerto, pero estaba vivo

El caso del bebé que regresó a la vida ocurrió en la capital poblana y llamó la atención porque nació a la mitad de la gestación