/ martes 4 de junio de 2019

Se requieren resolver problemas sin violencia: Rosaura Ruiz

La secretaria de SECTEI dialogó con alumnos de la Secundaria 309 Juan José Arreola Zúñiga, en Tláhuac

Ciudad de México.-Tenemos que resolver nuestros problemas sin violencia física o verbal. La mejor manera es discutir en grupo, pues somos seres sociales. El respeto es fundamental para la paz y, por ejemplo, la discriminación hacia otro porque es distinto es algo que no podemos permitir, estableció la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez.

En el marco de las jornadas lunes por la Educación para la Paz, la doctora Ruiz Gutiérrez dialogó con alumnos de la secundaria 309 Juan José Arreola Zúñiga, ubicada en la alcaldía de Tláhuac.

Este gobierno -dijo- quiere contribuir para que la educación que reciban sea de mejor calidad, que tengan las condiciones idóneas para estudiar. Una de las obligaciones más importantes que tiene un gobierno es la educación para niños, jóvenes, pero también para adultos.

A los alumnos les dijo que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum anunció con el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma que ya en las primarias y secundarias los niños y las niñas usarán indistintamente falda o pantalón. Estamos promoviendo la libertad. Ahora ustedes tienen capacidad de decisión en temas que les competen.

En la Ciudad de México hay violencia en las casas, es algo que debe discutirse y tenemos que cambiar. Hay violencia en las escuelas llamado bullying o acoso escolar y hay violencia en las calles, refirió.

Quisiéramos tener una ciudad más tranquila. Por ello, debemos resolver los problemas con diálogo y no con golpes. Tenemos que aprender que todos somos diferentes y el derecho de serlo. Somos distintos, pero al mismo tiempo somos personas, resultado de un largo proceso evolutivo.

Esta naturaleza de la que somos parte es algo que tenemos que cuidar. Todos somos una sola especie. Tenemos un origen africano y de ahí nos dispersamos en el mundo. Eso nos da identidad, pero todos somos iguales, aunque tengamos ideas diferentes o religiones distintas o una preferencia sexual.

“Cada uno debe tomar sus decisiones y defenderlas, pero para que nosotros tengamos nuestros derechos, tenemos que respetar los de los demás. Sucede lo mismo en la política, alguien puede ser de un partido y su familia de otro, pero tenemos que respetar a todas las ideologías”.

Recordó que uno de los grandes físicos de la historia, Einstein, creador de la Teoría de la Relatividad, preguntó al término de la Segunda Guerra Mundial al psicólogo Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis, porqué ese enfrentamiento y violencia a lo que Freud contestó: porque somos humanos y descendemos de animales, somos el quinto simio. Tenemos esa violencia y capacidad de agresión, porque somos un animal más, se requiere como defensa. Los humanos necesitamos defendernos, pero a diferencia de los animales tenemos la capacidad de pensar, de razonar.

Por eso hemos creado una gran cultura. Freud dijo que todo lo que se haga por esta última será en contra de la violencia. La gente que estudia es menos violenta o la que hace deporte. El gobierno tiene la obligación de que haya menos robos y que no haya violencia, pero es una obligación de cada individuo no ser violento.

La tecnología que tenemos es resultado del conocimiento científico que se ha podido aplicar para tener una vida más cómoda y también una vida más sana. Todos debemos tener bases elementales de ciencia. Por ejemplo, la cultura de lavarse las manos ha salvado más vida que los antibióticos, citó.

El pensamiento tiene que llevar a buscar las maneras de que todos podamos vivir en un ambiente más agradable sin utilizar la violencia. Si hay algún compañero o compañera ofensiva, tenemos que hablar con esa persona y hablar con los maestros, pedirles que hagan reunión o enviarle una carta al director para señalar a esa persona. Por ejemplo, si las mujeres favorecemos la violencia seremos víctima de ella. En la historia hemos sido objeto de una gran discriminación. Estaba prohibido que las mujeres estudiáramos, ejemplificó.

Tenemos que reflexionar y no actuar de una manera animal. Si alguien le pega a otro, se puede acudir con el maestro o director y externar que no se está de acuerdo con la violencia. No admiremos a los violentos que provocan daño no sólo a otros, sino a ellos mismos.

Debemos tener un país y una ciudad en paz, empecemos por esta escuela y que no haya golpes, convocó. Vendré en un tiempo para ver qué han hecho para disminuir la violencia. Pero aprovechen el tiempo para prepararse y piensen como se verán en cinco o 10 años, cómo se quieren ver: como un alcohólico, drogadicto o en la cárcel o quieren ser maestros o médicos. Piensen que no tenemos ninguna herencia y lo único que tenemos para una vida digna es el estudio.

Un grupo de alumnos pidió a la doctora Ruiz Gutiérrez su ayuda para que mejoren las canchas, los baños, la sala de cómputo y que haya mejores alimentos en la tienda de la escuela. La titular de SECTEI se comprometió a sostener un diálogo con el director para atender las peticiones.

Una alumna habló de la gran violencia que se registra en la escuela y expuso que es mejor platicar que pelear. A las mujeres nos hacen menos y nos hacen muchas cosas, apuntó.

La doctora Ruiz Gutiérrez dijo que hay muchas formas de violencia, y manifestó que se debe encontrar la fórmula de que ello no ocurra, sino que las cosas se platiquen y se discutan. Cambiar la forma de ser uno mismo y generar una cultura contra la violencia, instó. Así como a través de los años se generó una cultura a favor del medio ambiente, se demostró que sí podemos cambiar.

Los niños hombres son los más vulnerables y ello tiene que ver con el machismo. Se pelean y uno saca una pistola o un cuchillo. Muchos jóvenes no llegan a la edad adulta por esa condición machista, porque tienen que ser muy valientes y muy agresivos o hacer lo que sus amigos digan. Pero lo que tenemos que hacer es reflexionar y no actuar de manera animal.

En representación de los alumnos, Margarita García Álvarez de 3C, externó que la paz no sólo es la ausencia de conflictos, sino mostrar la capacidad de resolver los problemas por métodos no violentos y a través del diálogo.

Ciudad de México.-Tenemos que resolver nuestros problemas sin violencia física o verbal. La mejor manera es discutir en grupo, pues somos seres sociales. El respeto es fundamental para la paz y, por ejemplo, la discriminación hacia otro porque es distinto es algo que no podemos permitir, estableció la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, la doctora Rosaura Ruiz Gutiérrez.

En el marco de las jornadas lunes por la Educación para la Paz, la doctora Ruiz Gutiérrez dialogó con alumnos de la secundaria 309 Juan José Arreola Zúñiga, ubicada en la alcaldía de Tláhuac.

Este gobierno -dijo- quiere contribuir para que la educación que reciban sea de mejor calidad, que tengan las condiciones idóneas para estudiar. Una de las obligaciones más importantes que tiene un gobierno es la educación para niños, jóvenes, pero también para adultos.

A los alumnos les dijo que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum anunció con el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma que ya en las primarias y secundarias los niños y las niñas usarán indistintamente falda o pantalón. Estamos promoviendo la libertad. Ahora ustedes tienen capacidad de decisión en temas que les competen.

En la Ciudad de México hay violencia en las casas, es algo que debe discutirse y tenemos que cambiar. Hay violencia en las escuelas llamado bullying o acoso escolar y hay violencia en las calles, refirió.

Quisiéramos tener una ciudad más tranquila. Por ello, debemos resolver los problemas con diálogo y no con golpes. Tenemos que aprender que todos somos diferentes y el derecho de serlo. Somos distintos, pero al mismo tiempo somos personas, resultado de un largo proceso evolutivo.

Esta naturaleza de la que somos parte es algo que tenemos que cuidar. Todos somos una sola especie. Tenemos un origen africano y de ahí nos dispersamos en el mundo. Eso nos da identidad, pero todos somos iguales, aunque tengamos ideas diferentes o religiones distintas o una preferencia sexual.

“Cada uno debe tomar sus decisiones y defenderlas, pero para que nosotros tengamos nuestros derechos, tenemos que respetar los de los demás. Sucede lo mismo en la política, alguien puede ser de un partido y su familia de otro, pero tenemos que respetar a todas las ideologías”.

Recordó que uno de los grandes físicos de la historia, Einstein, creador de la Teoría de la Relatividad, preguntó al término de la Segunda Guerra Mundial al psicólogo Sigmund Freud, fundador del psicoanálisis, porqué ese enfrentamiento y violencia a lo que Freud contestó: porque somos humanos y descendemos de animales, somos el quinto simio. Tenemos esa violencia y capacidad de agresión, porque somos un animal más, se requiere como defensa. Los humanos necesitamos defendernos, pero a diferencia de los animales tenemos la capacidad de pensar, de razonar.

Por eso hemos creado una gran cultura. Freud dijo que todo lo que se haga por esta última será en contra de la violencia. La gente que estudia es menos violenta o la que hace deporte. El gobierno tiene la obligación de que haya menos robos y que no haya violencia, pero es una obligación de cada individuo no ser violento.

La tecnología que tenemos es resultado del conocimiento científico que se ha podido aplicar para tener una vida más cómoda y también una vida más sana. Todos debemos tener bases elementales de ciencia. Por ejemplo, la cultura de lavarse las manos ha salvado más vida que los antibióticos, citó.

El pensamiento tiene que llevar a buscar las maneras de que todos podamos vivir en un ambiente más agradable sin utilizar la violencia. Si hay algún compañero o compañera ofensiva, tenemos que hablar con esa persona y hablar con los maestros, pedirles que hagan reunión o enviarle una carta al director para señalar a esa persona. Por ejemplo, si las mujeres favorecemos la violencia seremos víctima de ella. En la historia hemos sido objeto de una gran discriminación. Estaba prohibido que las mujeres estudiáramos, ejemplificó.

Tenemos que reflexionar y no actuar de una manera animal. Si alguien le pega a otro, se puede acudir con el maestro o director y externar que no se está de acuerdo con la violencia. No admiremos a los violentos que provocan daño no sólo a otros, sino a ellos mismos.

Debemos tener un país y una ciudad en paz, empecemos por esta escuela y que no haya golpes, convocó. Vendré en un tiempo para ver qué han hecho para disminuir la violencia. Pero aprovechen el tiempo para prepararse y piensen como se verán en cinco o 10 años, cómo se quieren ver: como un alcohólico, drogadicto o en la cárcel o quieren ser maestros o médicos. Piensen que no tenemos ninguna herencia y lo único que tenemos para una vida digna es el estudio.

Un grupo de alumnos pidió a la doctora Ruiz Gutiérrez su ayuda para que mejoren las canchas, los baños, la sala de cómputo y que haya mejores alimentos en la tienda de la escuela. La titular de SECTEI se comprometió a sostener un diálogo con el director para atender las peticiones.

Una alumna habló de la gran violencia que se registra en la escuela y expuso que es mejor platicar que pelear. A las mujeres nos hacen menos y nos hacen muchas cosas, apuntó.

La doctora Ruiz Gutiérrez dijo que hay muchas formas de violencia, y manifestó que se debe encontrar la fórmula de que ello no ocurra, sino que las cosas se platiquen y se discutan. Cambiar la forma de ser uno mismo y generar una cultura contra la violencia, instó. Así como a través de los años se generó una cultura a favor del medio ambiente, se demostró que sí podemos cambiar.

Los niños hombres son los más vulnerables y ello tiene que ver con el machismo. Se pelean y uno saca una pistola o un cuchillo. Muchos jóvenes no llegan a la edad adulta por esa condición machista, porque tienen que ser muy valientes y muy agresivos o hacer lo que sus amigos digan. Pero lo que tenemos que hacer es reflexionar y no actuar de manera animal.

En representación de los alumnos, Margarita García Álvarez de 3C, externó que la paz no sólo es la ausencia de conflictos, sino mostrar la capacidad de resolver los problemas por métodos no violentos y a través del diálogo.