/ jueves 6 de agosto de 2020

Quesos y cervezas, un maridaje de diez

Dos productos que pueden complementarse para enaltecer los sabores de cada uno

Maridar vinos y quesos se ha convertido en un sinónimo de entretenimiento simple y delicioso. No obstante, se ha dado un resurgimiento cervecero a medida que los amantes de la comida han redescubierto que el queso también puede ser el compañero perfecto para sus cervezas favoritas.


Creative Commons

Queso Gouda y Black Lager

Queso: Destaca por su alto valor energético, sabor es dulce, con toques a nueces. Es muy frecuente encontrar especias como comino o con semillas de mostaza.

Cerveza: Sabores a caramelo y/o maltas torradas de medio o bajo a nulo, puede incluir notas a café, melaza o cacao.

Creative Commons

Cheddar Sharp y Porter

Queso: Cuando madura adquiere un sabor fuerte, picante y a frutos secos, siempre manteniendo un equilibrio entre la acidez y el sabor a nuez.

Cerveza: Es amarga y con aroma frutal, su color es oscuro, debido a las maltas que se utilizan para su elaboración, que por lo general son tostadas o de caramelo.

Creative Commons

Monterey Jack y Pilsen

Queso: Se usa comúnmente en la cocina mexicana, ya que es de sabor suave y se funde muy bien.

Cerveza: Uno de los estilos más populares en nuestro país, en sabor y aroma encontramos malta y poca presencia del lúpulo. Son ligeras, refrescantes, con mucha burbuja y espuma.

Creative Commons

Cheedar Marmoleado y Pale Ale

Queso: Su sabor es intenso, ya que incorpora las características del queso tradicional, notas ligeras a extra ácidas, con toques de hierbas, chiles, o carnes frías, y del de leche cruda de notas ácidas y añejas.

Cerveza: Contienen aroma de malta, con un toque caramelizado, suelen ser entre dulces y moderadamente afrutadas.

Creative Commons

Mozzarella fresco y de trigo

Queso: De textura suave y cremosa. Su sabor es delicado y su aroma es a leche fresca. Originalmente, se elabora con leche de búfala, pero también se puede hacer con leche de vaca.

Cerveza: La elevada proporción de malta de trigo le da una característica tonalidad blanquecina y un ligero sabor a pan recién horneado o vainilla.

RECOMENDACIÓN

Elije variedades de queso y cerveza que puedan soportar el perfil de sabor y fortalezas del otro, ya que ambos deben complementarse, y no competir o enmascarar los matices de sabor que los hace únicos.

Lee también ⬇️

Aprende a servir una cerveza

Descubre diez datos curiosos de la cerveza

Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acas

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Maridar vinos y quesos se ha convertido en un sinónimo de entretenimiento simple y delicioso. No obstante, se ha dado un resurgimiento cervecero a medida que los amantes de la comida han redescubierto que el queso también puede ser el compañero perfecto para sus cervezas favoritas.


Creative Commons

Queso Gouda y Black Lager

Queso: Destaca por su alto valor energético, sabor es dulce, con toques a nueces. Es muy frecuente encontrar especias como comino o con semillas de mostaza.

Cerveza: Sabores a caramelo y/o maltas torradas de medio o bajo a nulo, puede incluir notas a café, melaza o cacao.

Creative Commons

Cheddar Sharp y Porter

Queso: Cuando madura adquiere un sabor fuerte, picante y a frutos secos, siempre manteniendo un equilibrio entre la acidez y el sabor a nuez.

Cerveza: Es amarga y con aroma frutal, su color es oscuro, debido a las maltas que se utilizan para su elaboración, que por lo general son tostadas o de caramelo.

Creative Commons

Monterey Jack y Pilsen

Queso: Se usa comúnmente en la cocina mexicana, ya que es de sabor suave y se funde muy bien.

Cerveza: Uno de los estilos más populares en nuestro país, en sabor y aroma encontramos malta y poca presencia del lúpulo. Son ligeras, refrescantes, con mucha burbuja y espuma.

Creative Commons

Cheedar Marmoleado y Pale Ale

Queso: Su sabor es intenso, ya que incorpora las características del queso tradicional, notas ligeras a extra ácidas, con toques de hierbas, chiles, o carnes frías, y del de leche cruda de notas ácidas y añejas.

Cerveza: Contienen aroma de malta, con un toque caramelizado, suelen ser entre dulces y moderadamente afrutadas.

Creative Commons

Mozzarella fresco y de trigo

Queso: De textura suave y cremosa. Su sabor es delicado y su aroma es a leche fresca. Originalmente, se elabora con leche de búfala, pero también se puede hacer con leche de vaca.

Cerveza: La elevada proporción de malta de trigo le da una característica tonalidad blanquecina y un ligero sabor a pan recién horneado o vainilla.

RECOMENDACIÓN

Elije variedades de queso y cerveza que puedan soportar el perfil de sabor y fortalezas del otro, ya que ambos deben complementarse, y no competir o enmascarar los matices de sabor que los hace únicos.

Lee también ⬇️

Aprende a servir una cerveza

Descubre diez datos curiosos de la cerveza

Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acas

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Policiaca

Pide Sheinbaum que investigación contra Orta llegue a sus últimas consecuencias

La jefa de Gobierno dio a conocer que detectaron irregularidades durante la gestión de Jesús Orta alfrente de la SSC

Metrópoli

Festejan a San Judas Tadeo pese a la pandemia

No habrá misas masivas en el templo, miles de devotos podrán participar en la celebración vía internet