/ martes 17 de diciembre de 2019

Con obras artísticas de Iker Larrauri reabren sala del Museo Regional Cuauhnáhuac

Esta sala estaba cerrada debido a los daños por los sismos

Cuernavaca, Mor.- Un sincero y merecido homenaje se rindió esta tarde, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a la trayectoria de museógrafo, artista y educador, así como a la condición de ser humano inigualable, que conjuga la figura de Iker Larrauri.

El propio museógrafo, una de las figuras más destacadas para la historia de la institución y quien mañana celebrará sus 90 años de edad, fue el encargado de inaugurar la muestra temporal Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura, la cual, con acceso totalmente libre, puede visitarse en el Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés, en esta entidad.

Con una voz mermada pero nunca ajena a su mirada sincera e inquieta, el homenajeado recibió este “regalo de cumpleaños”, en compañía de familiares, colegas, amigos y de su esposa Mayán Cervantes, quien, en su nombre, agradeció la deferencia, pues, dijo, se trata del reconocimiento a toda una vida de arduo trabajo.

En este sentido, también se congratuló por la visión que desde la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones (CNMyE) del INAH, se tiene para que esta exposición inédita, itinere por los museos regionales y espacios culturales que el Instituto opera a lo largo y ancho del país.

Juan Manuel Garibay, titular de la CNMyE, en representación del antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH, expuso que la instalación es un reconocimiento a una persona cuya labor, dentro y fuera del INAH, ha sido vital para la difusión del patrimonio cultural de México. “Para quienes no conocen a Iker o su legado, basta decir que tan solo el logotipo del INAH es una creación suya.

En esta sola obra, en la cual vemos representado el rostro del dios Tonatiuh, tomado a su vez de la Piedra del Sol, él logró capturar, en una ‘aparente simplicidad’, la integralidad de nuestro Instituto, que es lo que todo logotipo debe hacer para resultar elocuente, exitoso y duradero”.

Añadió que la muestra-homenaje Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura, gira alrededor de 15 pinturas creadas por el museógrafo, las cuales, a su vez, se acompañan de piezas arqueológicas representativas de lo que cada una de ellas narra. Así, por ejemplo, una imagen en la que Larrauri recreó la magnificencia de la antigua ciudad de El Tajín, Veracruz, y de sus manifestaciones culturales más connotadas, entre las cuales se encuentran los voladores y las esculturas conocidas como ‘caritas sonrientes’, se acompaña justo de una de estas figurillas.

Dicha ‘carita sonriente’ fue restaurada por expertos del INAH, debido a que se halló fragmentada, y se presenta por primera vez al público en esta exposición. Otro ejemplo es la icónica pintura en la que el museógrafo se remontó a las épocas en las que los cazadores-recolectores capturaban aves en el antiguo lago de Texcoco, la cual se aprecia en la muestra junto a un conjunto de puntas de pedernal.

Bajo la curaduría de Rosa María Teresa Riveros y Ana Graciela Bedolla, la exposición representa además un esfuerzo de difusión por parte del INAH, ya que, precisó Garibay, su antecesor en la CNMyE, José Enrique Ortiz Lanz, gestionó la adquisición de las 15 pinturas que guían el montaje.

Añadió que esta colección de obras pictóricas fue creada en los años 60 por Larrauri, como parte de un proyecto editorial llamado La aventura de México, el cual tuvo una amplia circulación en puestos de periódicos e incluso, por su vocación didáctica, llegó a inspirar numerosas labores educativas en escuelas del país; esencia que ahora se retoma en la itinerancia de la muestra.

El director del Museo Regional Cuauhnáhuac, Rodolfo Candelas Castañeda, destacó que, con la muestra-homenaje a Iker Larrauri, se reabre una sala de exposiciones más en este inmueble, el cual resultó dañado por el sismo del 19 de septiembre de 2017, y que hoy día continúa con su restauración.

“Una prioridad del INAH, ha sido que los museos dañados se reaperturen parcialmente y sigan cumpliendo su función. Hace un año habilitamos una primera sala de exposiciones y hoy, con este homenaje a Iker, reabrimos la segunda.

No puede pensarse en nada mejor: que una persona central para los museos y la museografía de México, reabra con su obra una sala de un recinto dañado por los sismos”, concluyó. La muestra-homenaje Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura permanecerá hasta finales de marzo de 2020, en el Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés. Entrada libre.


Cuernavaca, Mor.- Un sincero y merecido homenaje se rindió esta tarde, por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a la trayectoria de museógrafo, artista y educador, así como a la condición de ser humano inigualable, que conjuga la figura de Iker Larrauri.

El propio museógrafo, una de las figuras más destacadas para la historia de la institución y quien mañana celebrará sus 90 años de edad, fue el encargado de inaugurar la muestra temporal Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura, la cual, con acceso totalmente libre, puede visitarse en el Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés, en esta entidad.

Con una voz mermada pero nunca ajena a su mirada sincera e inquieta, el homenajeado recibió este “regalo de cumpleaños”, en compañía de familiares, colegas, amigos y de su esposa Mayán Cervantes, quien, en su nombre, agradeció la deferencia, pues, dijo, se trata del reconocimiento a toda una vida de arduo trabajo.

En este sentido, también se congratuló por la visión que desde la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones (CNMyE) del INAH, se tiene para que esta exposición inédita, itinere por los museos regionales y espacios culturales que el Instituto opera a lo largo y ancho del país.

Juan Manuel Garibay, titular de la CNMyE, en representación del antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH, expuso que la instalación es un reconocimiento a una persona cuya labor, dentro y fuera del INAH, ha sido vital para la difusión del patrimonio cultural de México. “Para quienes no conocen a Iker o su legado, basta decir que tan solo el logotipo del INAH es una creación suya.

En esta sola obra, en la cual vemos representado el rostro del dios Tonatiuh, tomado a su vez de la Piedra del Sol, él logró capturar, en una ‘aparente simplicidad’, la integralidad de nuestro Instituto, que es lo que todo logotipo debe hacer para resultar elocuente, exitoso y duradero”.

Añadió que la muestra-homenaje Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura, gira alrededor de 15 pinturas creadas por el museógrafo, las cuales, a su vez, se acompañan de piezas arqueológicas representativas de lo que cada una de ellas narra. Así, por ejemplo, una imagen en la que Larrauri recreó la magnificencia de la antigua ciudad de El Tajín, Veracruz, y de sus manifestaciones culturales más connotadas, entre las cuales se encuentran los voladores y las esculturas conocidas como ‘caritas sonrientes’, se acompaña justo de una de estas figurillas.

Dicha ‘carita sonriente’ fue restaurada por expertos del INAH, debido a que se halló fragmentada, y se presenta por primera vez al público en esta exposición. Otro ejemplo es la icónica pintura en la que el museógrafo se remontó a las épocas en las que los cazadores-recolectores capturaban aves en el antiguo lago de Texcoco, la cual se aprecia en la muestra junto a un conjunto de puntas de pedernal.

Bajo la curaduría de Rosa María Teresa Riveros y Ana Graciela Bedolla, la exposición representa además un esfuerzo de difusión por parte del INAH, ya que, precisó Garibay, su antecesor en la CNMyE, José Enrique Ortiz Lanz, gestionó la adquisición de las 15 pinturas que guían el montaje.

Añadió que esta colección de obras pictóricas fue creada en los años 60 por Larrauri, como parte de un proyecto editorial llamado La aventura de México, el cual tuvo una amplia circulación en puestos de periódicos e incluso, por su vocación didáctica, llegó a inspirar numerosas labores educativas en escuelas del país; esencia que ahora se retoma en la itinerancia de la muestra.

El director del Museo Regional Cuauhnáhuac, Rodolfo Candelas Castañeda, destacó que, con la muestra-homenaje a Iker Larrauri, se reabre una sala de exposiciones más en este inmueble, el cual resultó dañado por el sismo del 19 de septiembre de 2017, y que hoy día continúa con su restauración.

“Una prioridad del INAH, ha sido que los museos dañados se reaperturen parcialmente y sigan cumpliendo su función. Hace un año habilitamos una primera sala de exposiciones y hoy, con este homenaje a Iker, reabrimos la segunda.

No puede pensarse en nada mejor: que una persona central para los museos y la museografía de México, reabra con su obra una sala de un recinto dañado por los sismos”, concluyó. La muestra-homenaje Iker Larrauri: arte, arqueología y cultura permanecerá hasta finales de marzo de 2020, en el Museo Regional Cuauhnáhuac, Palacio de Cortés. Entrada libre.


Policiaca

“Dame el celular si no te manoseo”, amenaza asaltante a pasajera en Edomex

Tras ser despojados, los usuarios le reclamaron al conductor por haberse detenido en dicho lugar

Policiaca

Mueren dos hombres al volcar su auto en Azcapotzalco

De acuerdo con los primeros informes, el conductor iba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad