/ martes 29 de septiembre de 2020

México llega con fuerza al Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz

Los directores Julio Hernández y Yulene Olaizola compiten para Mejor Película de Ficción

BIARRITZ. Seis producciones mexicanas, entre largometrajes y documentales, participarán en la edición 19 del Festival de cine latinoamericano de Biarritz, suroeste de Francia, que inició hoy de forma presencial, con todas las medidas sanitarias ante la pandemia por el coronavirus Covid-19.

De las seis cintas mexicanas, dos largometrajes de ficción: Se escuchan aullidos, de Julio Hernández Cordón y la coproducción de México, Francia y Colombia, Selva trágica, de la cineasta mexicana Yulene Olaizola competirán por el premio a la Mejor Película de Ficción del certamen.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Se escuchan aullidos, el sexto largometraje y uno de los trabajos más experimentales de Julio Hernández Cordón, es un extraño autorretrato protagonizado por una niña acompañada por su padre, que le susurra al oído historias sobre el lugar y que suplica la dejen andar en bici sin restricciones.

Selva trágica, fue premiada por partida doble en Venecia por el Jurado de Críticos Independientes como la Mejor Dirección y con el galardón Sorriso Diverso como la Mejor Película Extranjera. En el filme, un grupo de trabajadores del chicle, sumergidos en una selva inhóspita y densa, encuentran a una mujer beliceña que podría ser terrenal o fantástica.

Dentro de la competencia de documentales está la mexicana Cosas que no hacemos, de Bruno Santamaría, una historia sobre juventud y sobre niños que, en gran parte abandonados a su propia suerte, deben estar listos para entender y navegar en una sociedad que probablemente no está lista para ellos.

Otras dos producciones o coproducciones mexicanas serán exhibidas fuera de competencia de este año dentro del apartado titulado Latinos in the USA y son I'm leaving now, de Lindsey Cordero y Armando Croda, y Los lobos, de Samuel Kishi Leopo, que cerrará el festival.

También se proyectará en el marco de la sección paralela de encuentros y debates la coproducción franco-mexicana Ceux d’en face, de Franck Beyer.

En la Gare du Midi, una de las sedes del certamen, el presidente del festival, Serge Fohr, envió un abrazo grande a América Latina, "tierra de contraste, tierra de acogida y también un sitio de la diáspora vasca".

Fohr, junto con el Delegado General del certamen, Antoine Sebire y la alcaldesa de Biarritz, Maider Arosteguy, lamentaron lo que están viviviendo muchos países de América Latina por el tema de la pandemia del coronavirus Covid-19 y destacaron la importancia de realizar el festival, sobre todo porque el año que viene cumple 30 años.

La cinta chilena Lina de Lima, dirigida por María Paz González y que compite en la sección de Largometrajes de Ficción fue la encargada de abrir esta 29 edición en la Gare du Midi. El filme es una historia de inmigración peruana en Chile esbozado por secuencias musicales y de ensoñación, protagonizado por Magaly Solier y que ya recorrió festivales como Toronto, Palm Springs y Mar del Plata.

Pese a lo reducido del aforo y a todas las medidas de prevención por la pandemia, el certamen inició en un ambiente festivo amenizado por Sopa Loca, una banda de músicos franceses orientada hacia la música sudamericana y tropical.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

BIARRITZ. Seis producciones mexicanas, entre largometrajes y documentales, participarán en la edición 19 del Festival de cine latinoamericano de Biarritz, suroeste de Francia, que inició hoy de forma presencial, con todas las medidas sanitarias ante la pandemia por el coronavirus Covid-19.

De las seis cintas mexicanas, dos largometrajes de ficción: Se escuchan aullidos, de Julio Hernández Cordón y la coproducción de México, Francia y Colombia, Selva trágica, de la cineasta mexicana Yulene Olaizola competirán por el premio a la Mejor Película de Ficción del certamen.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Se escuchan aullidos, el sexto largometraje y uno de los trabajos más experimentales de Julio Hernández Cordón, es un extraño autorretrato protagonizado por una niña acompañada por su padre, que le susurra al oído historias sobre el lugar y que suplica la dejen andar en bici sin restricciones.

Selva trágica, fue premiada por partida doble en Venecia por el Jurado de Críticos Independientes como la Mejor Dirección y con el galardón Sorriso Diverso como la Mejor Película Extranjera. En el filme, un grupo de trabajadores del chicle, sumergidos en una selva inhóspita y densa, encuentran a una mujer beliceña que podría ser terrenal o fantástica.

Dentro de la competencia de documentales está la mexicana Cosas que no hacemos, de Bruno Santamaría, una historia sobre juventud y sobre niños que, en gran parte abandonados a su propia suerte, deben estar listos para entender y navegar en una sociedad que probablemente no está lista para ellos.

Otras dos producciones o coproducciones mexicanas serán exhibidas fuera de competencia de este año dentro del apartado titulado Latinos in the USA y son I'm leaving now, de Lindsey Cordero y Armando Croda, y Los lobos, de Samuel Kishi Leopo, que cerrará el festival.

También se proyectará en el marco de la sección paralela de encuentros y debates la coproducción franco-mexicana Ceux d’en face, de Franck Beyer.

En la Gare du Midi, una de las sedes del certamen, el presidente del festival, Serge Fohr, envió un abrazo grande a América Latina, "tierra de contraste, tierra de acogida y también un sitio de la diáspora vasca".

Fohr, junto con el Delegado General del certamen, Antoine Sebire y la alcaldesa de Biarritz, Maider Arosteguy, lamentaron lo que están viviviendo muchos países de América Latina por el tema de la pandemia del coronavirus Covid-19 y destacaron la importancia de realizar el festival, sobre todo porque el año que viene cumple 30 años.

La cinta chilena Lina de Lima, dirigida por María Paz González y que compite en la sección de Largometrajes de Ficción fue la encargada de abrir esta 29 edición en la Gare du Midi. El filme es una historia de inmigración peruana en Chile esbozado por secuencias musicales y de ensoñación, protagonizado por Magaly Solier y que ya recorrió festivales como Toronto, Palm Springs y Mar del Plata.

Pese a lo reducido del aforo y a todas las medidas de prevención por la pandemia, el certamen inició en un ambiente festivo amenizado por Sopa Loca, una banda de músicos franceses orientada hacia la música sudamericana y tropical.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Archivos Secretos

La noche que Burroughs mató a Joan Vollmer

En una juerga delirante, William alojó una bala en el cráneo de su compañera Joan: "la musa loca" de la generación Beat

República

Familiares exigen justicia por Susana, quinceañera secuestrada y asesinada

Desde el 2012 la familia Viramontes toca puertas para conseguir la justicia, de este atroz crimen detuvieron a cuatro implicados, otro está prófugo