/ viernes 19 de marzo de 2021

Vicente Rojo, un flujo entre diseño y pintura

Su legado puede verse tanto en las galerías López Quiroga, Juan Martín y Mónica Saucedo como en las esculturas País de volcanes

“Los artista no mueren, con sus obras son eternos”, advierte el curador Ery Cámara al referirse al diseñador, pintor, escultor y dibujante Vicente Rojo (Barcelona, 1932- CDMX, 2021) quien falleció la tarde del miércoles pasado debido a complicaciones cardiacas. Las decenas de pinturas abstractas, las intervenciones en espacios públicos y, sobre todo, el trabajo de diseño editorial mantendrán al creador presente.

Si algo caracterizó el trabajo de Rojo fue su presencia constante en obras que nacieron para proyectos editoriales, pero él consiguió convertirlas en arte plástico. “El legado de Vicente Rojo está repartido en distintos lugares de México, tanto su obra gráfica en todos los proyectos editoriales, el diseño de artes visuales, portadas de muchos libros, y por otro lado las intervenciones en espacios públicos como Jardín urbano, su última gran obra”, apuntó Cámara, curador en jefe del Museo Kaluz, donde el artista creó este mural con piedra.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Para Amanda de la Garza, directora artística del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) Rojo, ganador del Premio Nacional de Arte, tendió vasos comunicantes entre el diseño gráfico y la plástica, sin dejar que ambas se mezclarán. Ello se hace evidente en las series pictóricas encaminadas a la abstracción y las portadas de libros como la de la segunda edición de Cien años de Soledad, de Gabriel García Márquez.

“Si bien había vasos comunicantes entre ambas tareas, él pensaba su actuación diferente en cada uno de estos ámbitos; decía que el diseño gráfico estaba al servicio de la sociedad y el arte tenía otras características, no tenía la función de comunicación. Veía una separación importante entre su trabajo gráfico y artístico”, refirió De la Garza.

Así su legado puede verse tanto en las galerías López Quiroga, Juan Martín y Mónica Saucedo como en las esculturas País de volcanes, en la expanda de la Secretaría de Relaciones Exteriores; el antimural que hizo con miles de pequeños mosaicos para el escenario abierto del Centro Nacional de las Artes; además de la escultura Pérgola Ixca Cienfuegos en homenaje a la novela La región más transparente de Carlos Fuentes, en Polanco.

“Lo que le pasaba a Vicente es que fluía entre su quehacer artístico con el quehacer del diseño, todo momento estaba fluyendo su obra de la tipografía y a la pintura”, acotó Pilar García, curadora de una de las últimas exposiciones de Rojo en España, en 2019.

“Los artista no mueren, con sus obras son eternos”, advierte el curador Ery Cámara al referirse al diseñador, pintor, escultor y dibujante Vicente Rojo (Barcelona, 1932- CDMX, 2021) quien falleció la tarde del miércoles pasado debido a complicaciones cardiacas. Las decenas de pinturas abstractas, las intervenciones en espacios públicos y, sobre todo, el trabajo de diseño editorial mantendrán al creador presente.

Si algo caracterizó el trabajo de Rojo fue su presencia constante en obras que nacieron para proyectos editoriales, pero él consiguió convertirlas en arte plástico. “El legado de Vicente Rojo está repartido en distintos lugares de México, tanto su obra gráfica en todos los proyectos editoriales, el diseño de artes visuales, portadas de muchos libros, y por otro lado las intervenciones en espacios públicos como Jardín urbano, su última gran obra”, apuntó Cámara, curador en jefe del Museo Kaluz, donde el artista creó este mural con piedra.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Para Amanda de la Garza, directora artística del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) Rojo, ganador del Premio Nacional de Arte, tendió vasos comunicantes entre el diseño gráfico y la plástica, sin dejar que ambas se mezclarán. Ello se hace evidente en las series pictóricas encaminadas a la abstracción y las portadas de libros como la de la segunda edición de Cien años de Soledad, de Gabriel García Márquez.

“Si bien había vasos comunicantes entre ambas tareas, él pensaba su actuación diferente en cada uno de estos ámbitos; decía que el diseño gráfico estaba al servicio de la sociedad y el arte tenía otras características, no tenía la función de comunicación. Veía una separación importante entre su trabajo gráfico y artístico”, refirió De la Garza.

Así su legado puede verse tanto en las galerías López Quiroga, Juan Martín y Mónica Saucedo como en las esculturas País de volcanes, en la expanda de la Secretaría de Relaciones Exteriores; el antimural que hizo con miles de pequeños mosaicos para el escenario abierto del Centro Nacional de las Artes; además de la escultura Pérgola Ixca Cienfuegos en homenaje a la novela La región más transparente de Carlos Fuentes, en Polanco.

“Lo que le pasaba a Vicente es que fluía entre su quehacer artístico con el quehacer del diseño, todo momento estaba fluyendo su obra de la tipografía y a la pintura”, acotó Pilar García, curadora de una de las últimas exposiciones de Rojo en España, en 2019.

Metrópoli

Esta semana inicia vacunación contra Covid-19 a personas de 18-29 años en cinco alcaldías

Esperan inmunizar a 293 mil personas mayores de 18 años y con las que se prevé alcanzar una cobertura del 84.6 por ciento con esquema completo

Policiaca

Cae Jonathan Alexis "N" por feminicidio en 2016

Este sujeto quedó a disposición de la Autoridad Judicial en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Texcoco