Cierra los ojos y lee

  • Prensa OEM
  • en Cultura

La Prensa en línea

México.- Los libros 1 y 2 de Cuentos de Buenas Noches para niñas rebeldes de las autoras Elena Favilli y Francesca Cavallo editados en español por Planeta son un fenómeno editorial. Conformados por breves narraciones y magníficas ilustraciones de artistas de todo el mundo, el pequeño lector conocerá las historias de extraordinarias mujeres que en diferentes áreas, con sus acciones revolucionaron el mundo. Con estas lecturas, ellas buscan inspirar a las niñas y enseñarles que al crecer también pueden lograr lo que se propongan.

Grupo Planeta te invita a cerrar los ojos y leer Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes Vol. I y II en audiolibros. Proyecto innovador que conjunta el talento y el espíritu inquieto de muchos aliados, como Storytel, plataforma de audiolibros en español con más de 40,000 que pueden oírse desde el celular.

Las niñas y niños rebeldes podrán escuchar la vida de extraordinarias mujeres como Elizabeth I, Coco Chanel, Marie Curie, Jane Austen, Frida Kahlo, Eufrosina Cruz, Michelle Obama, Malala Yousafzai, Violeta Parra, Beyoncé, Mary Shelley y J. K. Rowling.en voz de diferentes rebeldes como: Alondra de la Parra, Gina Jaramillo, Úrsula Pruneda, Ana Cruz, Ana Francisca Vega, Carla Fernández, Daniela Michelle, Marion Reimers y Ofelia Medina.

Las autoras Favilli y Cavallo lanzaron el proyecto “Goodnight stories for rebel girls” en Kickstarter en el 2016 y se convirtió en un fenómeno viral, además de llegar a ser el libro infantil con mayor recaudación en la historia del crowdfunding con $1,278,967 dólares.

Francesca Cavallo y Elena Favilli crecieron en Italia. Son autoras incluidas en la lista de bestsellers del New York Times y su trabajo ha sido traducido a más de treinta idiomas; han sido reseñadas y han escrito para distintas publicaciones incluidas The Guardian, Vogue, The New York Times, El País, Los Angeles Times, Colors Magazine, Corriere della Sera y La Repubblica. Son fundadoras de Timbuktu y viven en Venice, California.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Artesanos mexicanos, guardianes de técnicas ancestrales