Rinden homenaje al pintor José Luis Cuevas

cuevas

Rinden homenaje al pintor José Luis Cuevas

  • Prensa OEM
  • en Cultura

Antonio De Marcelo Esquivel

Con la exposición Cuevas desde el origen y un concierto en el que se interpretó Réquiem, de Wolfgang Amadeus Mozart, la noche del jueves 23 de agosto se rindió homenaje al pintor mexicano José Luis Cuevas, en un acto organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (SCCDMX), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Gobierno del Estado de Puebla y el Museo José Luis Cuevas.

“Es un honor estar en el recinto dedicado a uno de los más importantes artistas del siglo XX mexicano; desde la partida del maestro (quien falleció el 3 de julio de 2017), llevamos un trabajo intenso entre la Fundación José Luis Cuevas, sus herederos, el INBA y el Gobierno de la Ciudad para preservar su legado”, señaló Eduardo Vázquez Martín, Secretario de Cultura de la CDMX, al tomar la palabra en el homenaje.

En este sentido, destacó también que “estamos comprometidos en crear una nueva ingeniería institucional que garantice que este espacio (el Museo José Luis Cuevas) sea preservado para la función que hoy tiene y que su operación esté a cargo de las instituciones culturales, acompañadas por la sociedad civil y los especialistas en el trabajo y la obra del maestro”.

Luego de recordar que José Luis Cuevas “heredó un acervo muy importante al pueblo de México”, Vázquez Martín también dijo que el museo que lleva el nombre del pintor “está llamado a ser uno de los epicentros de la cultura del siglo XXI en México. El maestro formó parte de un grupo que decidió abrir nuevas fronteras al arte mexicano y dialogar con todos los ciudadanos del mundo, con una idea moderna del arte contemporáneo”.

Por su parte, Jorge Ruiz Dueñas, presidente de la Fundación José Luis Cuevas, apuntó que “hoy se recuerda al maestro a un año de su partida y la exposición que se inaugura sigue los pasos del maestro y es una forma de rememorar a un artista que alumbró el arte mexicano y que con su trazo limpio dio inquietantes revelaciones”.

Cuevas, añadió, “nos mostró la náusea sartriana de vivir en el absurdo; poseedor de una acendrada formación humanista, su obra contiene elementos para auxiliarnos en la misión de encontrarnos a nosotros mismos. Cuevas hizo también su declaración de amor a la Ciudad de México y ahora vuelve a nosotros con su mirada permanente para sobrevivir al desollamiento; él poseía un pensamiento plástico a través de la universalidad como recurso”.

Cuevas desde el origen, muestra que fue inaugurada después del acto de homenaje, está conformada por 180 obras que abarcan algunos de los momentos más trascendentes en la producción del artista plástico.

La exposición, que estará abierta al público hasta el 6 de noviembre, destaca algunas de las series que el pintor mexicano realizó a lo largo de su trayectoria, en las que se pone de relieve no sólo su destreza como dibujante, sino también su capacidad como creador que empleó diferentes técnicas como la pintura, el grabado o la litografía.

Después de la inauguración de la muestra, se realizó el concierto de homenaje con la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo, dirigida por el maestro Fernando Lozano, y el acompañamiento del Coro Cantus Ominum, para interpretar Réquiem, de Wolfgang Amadeus Mozart.

En este homenaje a José Luis Cuevas también estuvieron presentes Ximena y Mariana Cuevas, hijas del pintor mexicano, así como Magdalena Zavala, coordinadora nacional de Artes Visuales del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y Jesús González Schmal, Coordinador General de la Autoridad del Centro Histórico de la CDMX.

El Museo José Luis Cuevas se ubica en Academia 13, Centro Histórico, Cuauhtémoc. Abre de martes a domingo, de 9:30 a 17:30 horas. El costo del boleto es de 10 pesos con entrada libre para afiliados al INAPAM con credencial vigente. Los domingos es gratuito para el público en general.

@Antoniodemarcel