Una realidad diferente / Los precios

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Editorial

Lo que ocurra en las estadísticas, en los promedios del Banco de México, en las perspectivas de la SHCP o del INEGI no es la calle de la Ciudad de México, de Oaxaca, de Puebla o de Veracruz, ahí la realidad es otra, diferente, única.

Puede ser el efecto jitomate, como dicen en la Central de Abasto, o el Pico de Gallo, porque en la mezcla están los productos que más han subido en las últimas semanas. Sabemos que los precios son cíclicos, sabemos que cuando se acerca la época de graduaciones los chiles secos encarecen por la alta demanda en las fiestas de salida de la escuela, porque la gente hace un mole para festejar que se acabó el kínder, la primaria o la secundaria.

Pero este enero pinta muy agresivo para los bolsillos de la gente que hace su mandado en los mercados, en los autoservicios y en la tienda de la esquina.

Y no sólo suben los alimentos y los combustibles. Los derivados de la leche, los cigarros y las bebidas aumentaron este mes hasta un 6% y la explicación que se da es que es un incremento derivado de la actualización de los impuestos, del famoso IEPS que también se aplica a la gasolina.

Falta explicaciones y sobran razones para el enojo popular, que, además, va creciendo.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem