Teoría Práctica / A reventar las redes

José Melton

Todas las semanas las tendencias en las redes sociales van cambiando, algunos son temas del momento, otros son bromas, pero no estaría nada mal que comenzaran a usarse de manera responsable.

Y es que no se trata de quitarle lo divertido a las redes sociales, pero también podemos aprovecharlas para hacer algo bueno, algo en beneficio de las comunidades, cercanas a nosotros.

Es triste que a tres semanas del surgimiento del famoso #basuraChallenge, las redes no hayan reventado por presumir las fotos de las bolsas y bolsas de basura recogida en parques y plazas públicas.

Tristemente, este movimiento amigable con el medioambiente y que de verdad es un impulso para frenar el cambio climático, haya pasado como de noche, que no hubiera tenido éxito viral como otros donde se desperdician los recursos.

Ya vimos que hay funcionarios, o al menos así los nombraron, que no tienen el más mínimo interés por cuidar la naturaleza, sin decir nombres, pero a la Comisión Reguladora de Energía llegó alguien quien señaló que el hombre está para destruir a la naturaleza para beneficio propio. Vaya estupidez.

Es momento de reventar las redes sociales para movimientos positivos, sin dejar de lado la diversión que estas proveen, es momento de impulsar un uso correcto y bien intencionado de esta arma de comunicación masiva.

NECESITAMOS CUIDARNOS: Viene el Día del Niño y ahora vamos a ver en los perfiles de todas las redes sociales fotos de muchos menores, hay que tomarlo con calma, está bien que quieran presumir a sus tesoros, pero la seguridad es primero.

Que no se nos olvide que los delincuentes buscan hasta el más mínimo detalle en las redes sociales para encontrar a sus víctimas, por eso las fotos de los niños con uniforme de escuelas, fachadas de su casa o cosas así los vulnera mucho.

Si queremos evitarnos malas pasadas o malos tratos, hay que cuidar lo que nosotros publicamos, no es que debamos de guardarnos todo para nosotros, pero si antes las fotos se imprimían y guardábamos en un álbum para que las vieran nuestros familiares, no estaría mal retomar esa práctica. Pienso en voz alta.