Revive amasiato de PT y Morena

  • La Prensa
  • en Columnistas

#Opinion

Valle de México

Por: Rubén Pérez

Para quienes creían que el Partido del Trabajo había roto su amasiato con Morena, luego de las pasadas elecciones en el Estado de México, existen marcados deseos del instituto político que preside Óscar González Yáñez para resurgir como el “Ave Fénix”.  Resulta que sin ningún titubeo, el dirigente arropó al próximo candidato de Morena al gobierno de Tlalnepantla, Raciel Pérez Cruz. Con esta decisión, dicha localidad se convierte en la primera en cristalizar un acuerdo de esta naturaleza, donde el PT y el partido de Andrés Manuel López Obrador irán juntos para desbancar al PRI, que ante la deficiente gestión de Denisse Ugalde Alegría, deja abierta la posibilidad de un severo descalabro para los priístas. En esta operación aparece Ulises Murguía Soto, quien contribuyó a la decisión de que petistas y morenistas caminaran de la mano.  “Hoy queda claro que Tlalnepantla nos manda un buen mensaje a todo el país, al enviar para esta contienda electoral cuadros como Raciel Pérez Cruz para la alcaldía y para los distritos donde se elegirán diputados al propio Ulises Murguía, Emilio Manzanilla y Claudia Domínguez”, dijo Óscar González Yáñez. Tal escenario es posible que se repita en otras localidades de la zona conurbada, donde el pronóstico es que el PRI quedé como tercera fuerza política. Ulises Murguía Soto confesó que su labor ha sido aprovechar su calidad como líder social, para ayudar a unificar a los liderazgos del PT y Morena, los cuales -dijo-, se encontraban dispersos.

A RENGLON SEGUIDO

A PROPÓSITO de astros alineados, quien de verdad parece tener fuera de lugar sus “chacras” es el dirigente estatal del PRI, Ernesto Némer Alvarez, pues ante el dilema de “meterle toda la carne al asador” rumbo a la Grande; es decir de apoyar con todo las elecciones para la Presidencia, existe el riesgo de un cataclismo en los círculos priistas, ya que los vaticinios apuntan a que perderán muchos de los ayuntamientos… CONSIDERADO hasta hace un par de décadas como uno de los municipios más pintorescos de la zona conurbada, con matices de ambiente rústico y provinciano, Coacalco pasó de ser una zona de amplia tranquilidad a un territorio controlado por gavillas de hampones, y no precisamente los que despachan desde el interior del palacio, sino de las que operan en calles, avenidas y en todas las colonias de la localidad. Se trata de un fenómeno solapado -para variar- por administraciones priístas… A PESAR de que panistas mexiquenses se jactan de ser ejemplo de unidad y fortaleza en el actual proceso electoral, la realidad es que el fantasma de las divisiones aún ronda el partido que encabeza Víctor Hugo Sondón. El caso concreto es la capital del Estado de México, donde uno de sus “muchachos” que fue bien querido y mimado: Juan Rodolfo Sánchez Gómez, quien se apresta a competir por la alcaldía, pero ahora bajo el cobijo de Morena, muestra el poder de un imán capaz de atraer a varios panistas.

rreportero@yahoo.com.mx

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem