¡Peligro! Solo bohemios / Los Panchos hoy

  • La Prensa
  • en Columnistas

Este año se celebran 75 años de la fundación del trío más celebre del mundo.

¿Es que acaso la presencia escénica de Los Panchos después de la muerte de sus fundadores es un capítulo que debería cerrarse? ¿Qué le da legitimidad a una institución musical, el legado de sus integrantes o el registro de la marca? ¿El show debe continuar?

En mi entrega anterior de #PeligroSóloBohemios, someramente, traté de definir lo más clara posible la historia de Los Panchos para, en esta ocasión, presentarles una opinión desde una perspectiva muy personal en cuanto al contexto que en tiempos recientes ha definido el rumbo de lo que Pável Granados definió como “Panchología” y otros intensos fanáticos (entre los que me incluyo) hemos bautizado como ”Panchofilia” y es que la visión tanto comercial como en el estricto sentido artístico en cuanto a lo que ha dicho trío se refiere es adictivamente apasionante, ya que el genio de Alfredo Gil en conjunción con el carisma y el talento de Chucho Navarro marcaron más de medio siglo con presencia en las generaciones que nos anteceden. Triunfaron en Japón (primerísimos lugares con 7 discos en ambos idiomas), China, Filipinas, Tailandia, Australia, Unión Soviética, España, Francia, Grecia, Italia, Egipto, Líbano, Israel, Estados Unidos, México, Perú, Bolivia, Venezuela, Colombia, Argentina, Paraguay, Brasil, Chile, Uruguay, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, Cuba, República Dominicana y Puerto Rico, etc. por mencionar sólo algunos de los países en donde el trío fue ovacionado. El legendario ensamble encontró su armonía en la mancuerna Navarro/ Gil además de siete primeras voces que transcurrieron en diferentes períodos en la historia de su vida artística.

Instituciones musicales: ¿Legitimidad o Marca registrada?

En algún momento, platicando con reconocidas personalidades, contertulios y colegas de la industria del entretenimiento a quienes nos une el común denominador de la pasión por la música, en alguna charla de sobremesa o de bohemia radiofónica hablábamos de la ominosa e insultante proliferación de grupos “patito”, ensambles “pirata” y usurpadores de marcas registradas y nombres de las que alguna vez fueron instituciones artísticas plenamente consolidadas. Un claro ejemplo son las abundantes sonoras Santanera o Dinamita, que lejos de tener legitimidad, más bien parecen sucursales de OXXO, y es que los elementos que alguna vez formaron parte de dichas agrupaciones, por ese simple hecho, se sienten con el derecho de separarse y explotar el nombre, arreglos, repertorio y estilo original haciendo su propio producto derivado. El pan de cada día. Nada nuevo en todo tipo de competencia. Copias al fin.

Las horas más felices de mi amor fueron contigo…

El hecho es que en pleno 2019 ninguno de los fundadores de los Panchos originales (Gil/ Navarro/ Avilés) sigue vivo; sin embargo, los públicos más diversos siguen buscando ofertas musicales lo más posiblemente cercanas a lo que dicho trío nos legó y dada la demanda “panchera”; hoy día existen por lo menos tres personas, talentosos compañeros y amigos todos, que tuvieron una relación directa de cercanía en los últimos años con los fundadores inamovibles del trío más famoso del mundo: Chucho Navarro y Alfredo “Güero” Gil. Estos tres elementos que alguna vez formaron parte de las filas de dicha institución musical, en la actualidad gozan de buena salud, presencia escénica y plenitud de facultades, al grado de que cada uno ha preservado la tradición y esencia del trío conformando sus propias agrupaciones, unas más apegadas al sello original que otras, pero todas respetables, aunque cuestionables en su legitimidad.

¿Quiénes son estos 3 elementos?

Rafael Basurto Lara

Porque hay niveles, primeramente me referiré a la última voz de Los Panchos. Rafael fue seleccionado personalmente por la famosa dupla Gil/ Navarro para suplir a Ovidio Hernández tras su repentina muerte en 1976. Cabe destacar que una importante gira que antecedió el ingreso de Basurto, originario del estado de Guerrero, fue cubierta por Efrén Sáenz, primera voz de Los Soberanos, quien sin dejar a un lado su proyecto, aceptó la invitación como primera voz emergente para posteriormente cederle su lugar a la que se convertiría en la nueva primera voz oficial. Rafael fue el último integrante que formalmente trabajó y grabó con Navarro y Gil como trío. Después del retiro de Alfredo Gil, Rafael continúa presentándose junto con Chucho Navarro y su hijo Chuny en el apoyo y colaboración con su padre, mientras que Gaby Vargas se desempeñó en el requinto y tercera voz. Actualmente Rafael se presenta en todo el mundo con un éxito contínuo en una carrera incansable de triunfos y grandes colaboraciones con artistas de primera línea con base en España, Argentina y Estados Unidos. Cabe destacar que durante muchos años los hermanos José Luis y Baltazar Sánchez acompañaron a “La voz de los Panchos”. En el Año 2000, Rafael ganó el Premio Onda por álbum y trayectoria. Posteriormente el Intituto Smithsonian de Washington hizo un reconocimiento a la trayectoria de Basurto Lara como la última voz del Trío Los Panchos.

Gabriel Vargas

A partir del año 1979 en que el güero Gil se sacó el premio mayor de la lotería y poco a poco comenzó a retirarse del intenso trabajo del trío, sin dejar de tener participaciones esporádicas, voz y voto en las decisiones del grupo, en su carácter indiscutible de fundador, tercera voz, requinto y arreglista, fue el propio Alfredo Gil quien preparó a Gabriel Vargas, un muy joven y capaz músico y talentoso ejecutante del requinto desde niño, quien supo captar la esencia del punteo melódico que caracterizó el estilo y la creatividad musical de Gil, además de desempeñarse como tercera voz del emblemático trío. No obstante que el Güero encontró en Gaby un excelente discípulo que comprendía a la perfección lo que el propio maestro hubiera hecho, Bojalil Gil, nunca dejó de hacer presencia escénica en los que consideraba los mejores momentos. Por ejemplo, en el año 1984, por petición expresa del poderoso zar de la televisión musical, Raúl Velasco, los Panchos en su conformación original (Gil/ Navarro/ Avilés) aceptaron reunirse para hacer una aparición especial en “Siempre en Domingo”. Siendo sólo ellos tres los que aparecieron a cuadro, aunque en el fondo se escuchaba el apoyo de Vargas y Chucho Navarro hijo. Ante la intermitencia del Güero en los compromisos de Los Panchos en los años ochenta, el trío en sus últimos años se conformó por la alineación de Chucho Navarro, Gaby Vargas y Rafael Basurto. La última grabación en donde participa Alfredo Gil es en el disco que se grabó junto con la colaboración de la cantante argentina María Martha Serra Lima en 1981. Gaby Vargas continuó junto con el maestro Navarro y Basurto cumpliendo los compromisos de trabajo a nivel mundial. El trío Los Panchos que Gaby lidera hoy está integrado en nuestros días por su hermano Taurino Vargas (segunda voz y guitarra) y Jaime Islas (primera voz).

Chucho Navarro Jr.

Para fines de los años 70 y principios de los 80, por la naturaleza del tiempo implacable y los estragos de la edad y la enfermedad, Chucho Navarro ya no podía rendir con las mismas facultades que en sus años mozos, por lo tanto fue el propio maestro quien integró a las filas del grupo a su hijo Jesús, a quien le apodaban Chuny, ya que la presencia de Navarro nunca dejó de estar a la vista de todos, mientras que su hijo aparecía detrás del trío apoyando en grabaciones y presentaciones tanto la guitarra de armonía como la inconfundible segunda voz del compositor de ”Rayito de luna”. Chuny fue formado íntegramente por la escuela de su padre, de quien aprendió un sinnúmero de versos, viñetas, poemas y hasta cuentos, ya que Chucho Navarro siempre fue el elemento carismático y dicharachero del trío quien solía representar la parte correspondiente a la comunicación con el respetable. Los genes no engañan y la similitud del timbre inconfundible de Navarro sigue vivo en la voz de su hijo hasta hoy. Después de haber padecido la amputación de una pierna, el maestro Chucho fallece en el año 1993, quedando su hijo como legatario de su leyenda. Después Chuny colaboró con Rafael Basurto y Gaby Vargas de forma ocasional. Actualmente el trío que lidera está integrado por él en la primera guitarra de armonía y segunda voz, mientras que la tercera voz y requinto las ejecuta Eduardo Beristain y la primera voz y bajo corren a cargo de Misael Reyes (hijo de Martín Reyes, voz gemela de Hernando Avilés).

Últimas grabaciones de Los Panchos

Los últimos discos se grabaron bajo el sello Sony Music y aunque en la portada aparecían Gaby, Don Chucho y Basurto, también Chucho hijo participó en dichas grabaciones y su respectiva promoción. Los elepés se grabaron en 1990 y se lanzaron en 1991. Me refiero a “Los Panchos Hoy” y “Los Panchos a su Manera”.

Posterior a la muerte de Chucho Navarro (1993) y el Güero Gil (1999), muchos elementos formaron tríos influenciados por el ”Panchismo” y se agrandó la distancia entre Chuny, Gaby y el propio Rafael Basurto. Tomando cada cual su propio camino.

Otros elementos no originales.

Martín Reyes: La voz gemela de Hernando Avilés formó parte del trío un breve lapso en 1995 al lado de Gaby Vargas y Chucho Navarro Jr. Anteriormente junto con Taurino Vargas hacia 1993.

Alfredo Gil Jr: Hace una semana tuve el gusto de presentar en el Teatro Jorge Negrete de la ANDA el debut de uno de los hijos menores del entrañable Güero, quien junto con Luis Muñoz y su hijo Pablo Muñoz (requinto) conforma un nuevo trío haciendo la tercera voz. Innegablemente es importante este acontecimiento ya que él es el único hijo del maestro Gil que se dedica a los escenarios en la actualidad. Fue muy conmovedor ver nuevamente a un Gil haciendo trío.

Johny Albino Jr: Con residencia en Puerto Rico, el heredero de quien fuera primera voz del Los Panchos entre 1958 y 1966, ha hecho presentaciones recientes al lado de Gaby Vargas y su trío y no deja de ser gratificante para los panchistas saber que el hijo de tan peculiar primera voz sigue incursionando en el escenario del Bolero. Es Albino hijo, el único descendiente de primeras voces de los Panchos que canta y se conoce, ya que ni Enrique Cáceres, Raúl Shaw Moreno, Julito Rodríguez u Ovidio Hernández tuvieron hijos dedicados al show business.

Alejandro Flores, José Martínez Lara y Damián Aboytes fueron los elementos que, en un acto poco luminoso, el propio Güero Gil presentó en un programa de televisión como “Los nuevos Panchos”. Posteriormente, los Hermanos Luis y Jesús Muñoz se integraron a dicha alineación. Actualmente, Alejandro Flores (requinto) y José Martínez (primera voz), continúan en Tijuana trabajando como los “Bolero Kings”.

La guerra de Los Panchos

Parafraseando la Suave Patria del poeta zacatecano Ramón López Velarde, fue por consecuencia de los veneros malditos que el diablo le escrituró a la naturaleza y libertad de la condición humana por lo que se truncó lo que el destino tenía trenzado para la continuidad del sueño y la leyenda de Los Panchos.

Hay que reconocer que tanto el Güero como Chucho fungieron como una especie de matrimonio amalgamado en los valores de la unión de la familia y aunque tuvieron, como todo ser humano, errores y diferencias, nunca dejaron de darse el beso de las buenas noches porque sabían que en la igualdad y la integración de dicho ”matrimonio” se encontraba la clave de la preservación de su legado y el éxito con la primera voz que fuera. Dicho ejemplo de fuerza de voluntad, lealtad y comprensión, lamentablemente no fue suficiente para que los legítimos sucesores permanecieran unidos y es que la envidia, el ego exacerbado, la avaricia, las adicciones, los vicios, la salud deteriorada, la demencia senil, la lucha por el poder, el control absolutista, las diferencias, la falta de liderazgo, la ambición y todo lo humanamente fallido en la escala de valores hicieron sus estragos de forma inmediata en la relación de los sobrevivientes en la tripulación de ese buque insumergible llamado Los Panchos.

Hubieron tantas disputas personales y legales tan desafortunadas que, hasta la fecha, no he encontrado consenso de aprobación incuestionable del gusto popular en torno a en quienes recae la enorme responsabilidad de ostentar el nombre de Panchos.

Sepa usted, querido bohemio lector, que en el medio se saben y también se dicen muchas cosas en torno al mito del trío que en esta ocasión nos atañe, que sólo manchan el prestigio y la imagen del fruto del trabajo y la incuestionable aportación internacional que estos grandes mexicanos tributaron al mundo a través del Bolero. Sin embargo, esto no es “Ventaneando” y este artículo y mis valores periodísticos no incurrirán en las prácticas comunes de morbo y descalificación, ni soy nadie para juzgar, por más sustentos y legítimas pruebas, los actos de mis compañeros en el pasado, ya que este escrito no busca más que propiciar el acercamiento y la reconciliación de quienes pudieran unirse y darnos una gratísima sopresa en un ejercicio de humildad y profesionalismo.

Exhorto

Es increíble que Basurto, Navarro y Vargas estén en activo y no estén juntos tocando y cantando en la actualidad. Me asumo como el promotor, realizador y mediador de mis amigos y colegas para la siguiente propuesta en la que ya recibí el Sí de las tres partes de forma individual.

Aunque sea una sola vez…

Propugno por un homenaje nacional a LOS PANCHOS a través de un concierto no lucrativo televisado a nivel nacional e internacional por el Canal Once en el Palacio de Bellas Artes con la actuación principal de Basurto, Navarro y Vargas, con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional y la colaboración de Alfredo Gil Jr., Johny Albino Jr. y Martín Reyes.

”Por eso es que mi alma siempre extraña el dulce alivio…”

Es tiempo de la reconciliación de nuestros artistas y amigos, por lo tanto, convoco a los aquí mencionados a demostrar que antes que todo lo humanamente reprochable está el lugar que México merece. ¿No creen que las anteriores y nuevas generaciones merecen una pequeña muestra de humildad en su propia nación? ¿Alguna manera de devolver en gratitud y correspondencia un poco de serenidad y tributo al fructífero sueño de Navarro – Gil – Avilés, aunque fuera tan sólo una vez? Habrían albricias y júbilo en el cielo y en la tierra. Antes que sea demasiado tarde. ¿Cómo ven?

A falta de mi acostumbrado top 10, mi propuesta del programa imaginario para Bellas Artes.

1. Obertura “Los Panchos” – Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro de Bellas Artes
2. Popurrí Chucho Navarro – Basurto/ Navarro/ Vargas
3. Popurrí Alfredo Gil – Basurto/ Navarro/ Vargas (con la participación de Alfredo Gil Jr.)
4. Popurrí 5 décadas – Basurto/ Navarro/ Vargas
5. Celoso – (participación especial de Johny Albino Jr)
6. Popurrí Eydié Gormé – Basurto/ Navarro/ Vargas (participación especial de Susana Zabaleta)
7. Popurrí homenaje a Serra Lima, Gigliola Cinquetti y Estela Raval (participación especial de Guadalupe Pineda y Eugenia León)
8. Homenaje a Hernando Avilés – Navarro/ Vargas/ Martín Reyes
9. Si tú me dices ven – Basurto/ Navarro/ Vargas
10. Sin ti • Contigo – Todos

Me despido de usted, Bohemio irredento lector, no sin antes recordarle, como es costumbre, que dispongo públicamente mi correo personal me despido de usted, Bohemio irredento lector, no sin antes recordarle, como es costumbre, que dispongo públicamente mi correo personal, mismo que siempre contesto, para favorecer la comunicación entre usted y su seguro servidor: rodrigodelacadena@yahoo.com

¡Ni una línea más!