Patrulla Mexiquense / Grave problema

Álvaro Velázquez

Sin lugar a dudas, amigo lector, el tema que está dando de qué hablar en los últimos días, es el grave problema de inseguridad que viven en el municipio de Tecámac, choferes de unidades del servicio colectivo, que son víctimas de constantes extorsiones por parte de integrantes de organizaciones criminales que operan en la zona, quienes para obligarlos a pagar el llamado derecho de piso toman medidas sumamente extremas y violentas como son incendiar unidades con todo y pasaje, atacar a tiros sus bases y en casos sumamente preocupantes asesinan a los trabajadores del volante. Esta situación ya causó gran inconformidad entre los choferes y líderes de las diferentes rutas de camionetas colectivas que ya alzaron la voz y exigieron a las autoridades policiacas una respuesta positiva para ellos, de tal forma que se termine de una vez por todas con este problema. Y es que, los representantes de las diferentes rutas acusaron que integrantes de los diferentes grupos delictivos que operan en este municipio constantemente los asedian y exigen cuotas diarias que van de los 200 a los 300 pesos para dejarlos trabajar. En caso de que se nieguen, los atacan y queman sus unidades y como ya se dijo, en casos extremos, asesinan a los trabajadores del volante para enviar un mensaje claro de que no están jugando. Esto ha provocado que por el temor a ser asesinados o que sus unidades sean quemadas, más del 30% de los choferes dejaron de trabajar porque prefieren vivir tranquilos y seguros, lo que además todo ocasionó que muchas unidades colectivas estén paradas porque no hay quién las quiera trabajar, lo que además de todo ocasionó que haya falta de transporte en la zona. El pasado jueves, representantes de las diferentes rutas colectivas que operan en el municipio tuvieron una reunión con autoridades para terminar con este problema, las cuales se comprometieron a dar una solución. En verdad se espera que las autoridades policiacas den resultados y terminen con este problema, pues no es posible que un grupo delictivo traiga de cabeza a un municipio y que las mismas autoridades no se hayan tomado la molestia de buscarlos y detenerlos para evitar que sigan haciendo de las suyas. Nos leemos el domingo.

alvarovem@hotmail.com