Otra vez

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Arturo R. Pansza

En la actual LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados, por segunda ocasión los representantes populares tienen obstáculos para poder llevar a cabo su labor, ante la inconformidad de grupos sociales, con un órgano deliberativo bloqueado por manifestantes.

Durante la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, a finales de diciembre pasado, diversas organizaciones campesinas bloquearon por varios días los accesos del recinto del Palacio Legislativo de San Lázaro, a fin de presionar para que se les beneficiara con más recursos.

En tanto que ayer, tal y como los prometieron, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), comenzaron a llegar a partir de las cuatro de la mañana a la Cámara Baja para protestar en contra de la reforma educativa e impidieron el paso de los legisladores.

Al respecto, el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, determinó cancelar la sesión del pleno de ayer, al considerar no había condiciones para ello.

Los diputados de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Educación, no pudieron dictaminar en el Senado como sede alterna, donde querían sesionar, debido a que hasta ahí los siguieron los maestros.

A los mentores disidentes se les escuchó y se espera que sus demandas se reflejen en el documento, que se pretende presentar la próxima semana ante el Pleno de San Lázaro, para aprobarlo.

Los diputados están dispuestos a eliminar la evaluación para el ingreso del Sistema Educativo Nacional, así como establecer expresamente que los profesores se rigen bajo el apartado B del artículo 123 Constitucional.

Para destrabar lo relacionado a la reforma educativa, es fundamental el hecho de que algunos diputados de Morena forman parte de la CNTE e incluso integran la Comisión de Educación, como es el caso de su presidenta Adela Piña.

Y, ante el hecho de que los morenistas tienen ya garantizado los votos necesarios para obtener mayoría calificada en las reformas constitucionales, el diputado Pablo Gómez Álvarez, revivió su propuesta para eliminar el fuero para todos los funcionarios públicos y establecer en su lugar la inmunidad constitucional.

En la Gaceta Parlamentaria de ayer apareció la iniciativa del legislador de Morena, que deberá ser turnada a comisiones para su procesamiento legislativo, debido a que al haber sido rechazada en el periodo pasado, tiene una segunda oportunidad y ahora, seguramente será aprobada.

arturopan@hotmail.com