Objetivos estratégicos

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

 

¿Qué sigue?

 

Lo que hoy sabemos es que el líder fundador del grupo criminal “La Unión de Tepito”, Roberto Moyado Esparza, mejor conocido como “El Betito”, prefirió hablar y revelar los nombres y los apodos de sus cómplices. En su declaración dio a conocer datos de sus principales operadores, sicarios e incluso habló de los policías que lo apoyan.

También sabemos que las áreas de Inteligencia de la Policía Federal van tras Sergio Flores Concha -líder de la organización delictiva “Fuerza AntiUnión”, el grupo contrario, que se disputa la plaza de la venta de drogas en la Ciudad de México con “La Unión Tepito”.

En la lista siguen personajes conocidos como “El Huguito”, “El Elvis” y “El Chaparro”. Todo esto lleva a una pregunta ¿Las cosas van a mejorar si todos ellos son localizados, detenidos y encarcelados?

La policía local tiene muy claro que el conflicto entre estos dos grupos es el que tiene en vilo a la CDMX, sabe que manejan una gran cantidad de negocios donde se les vincula con ejecuciones, secuestros, extorsiones, narcomenudeo, trasiego de drogas y armas.

El daño está hecho ¿Las detenciones serán suficiente remedio?