La refundación del PRD, una nueva realidad

El voto registrado el pasado 1o. de julio en los comicios habla de la necesidad de transformación de las fuerzas políticas de México hacia una nueva realidad, y nos muestra el descontento de la población con el sistema político actual y la forma de manejar los asuntos públicos.

El proceso, sin duda, fue el de mayor participación ciudadana de los últimos años en el país, con 63.42% -un total de 56 millones 508 mil 266 votos, de una lista nominal de 89.1 millones-, lo cual revela la urgencia de reconfiguración de las fuerzas políticas.

Por ello, estoy convencido de que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) debe iniciar una etapa de amplia transformación partiendo de un análisis crítico y detallado de lo que ha acontecido. Es importante reconocer los errores que se han cometido y analizar cómo se fue perdiendo la identidad y la confianza de los electores.

A 29 años de nacimiento (mayo de 1989), el PRD, un partido con ideología política de izquierda con más de 5 millones de afiliados debe de manera urgente generar una gran consulta nacional para escuchar y dialogar con la militancia.

Necesitamos determinar el sendero por el que a partir de ahora, debemos transitar para iniciar una refundación. Se requiere recuperar la línea ideológica que nos dio origen y sumar lo más valioso que tenemos: la experiencia de la vieja militancia con la energía de los jóvenes perredistas.

Sabemos que los resultados en los comicios no favorecieron al PRD. Sin embargo, reconocemos también a los miles de ciudadanos que votaron y creyeron por el partido del sol azteca, particularmente, a quienes nos siguen de manera especial en la Ciudad de México.

El partido tiene que reconfigurarse hacia una nueva realidad y recuperar la confianza de muchas y muchos mexicanos que no están contentos con los resultados de los últimos gobiernos.

El PRD ha tenido desaciertos o limitaciones, y con el fin de transformar ello y definir el nuevo camino que habremos de seguir en el futuro próximo, en breve propondremos llevar a cabo una importante discusión al interior del partido, para posteriormente hacerlo con todos.

Esperamos y deseamos que los gobiernos que en esta ocasión fueron electos a través de la voluntad popular estén a la altura y respondan a las expectativas del electorado. Seguiremos de cerca su actuar y seremos críticos y participaremos en todo momento. También seremos una oposición seria y responsable, porque le apostamos que al país y a la Ciudad de México les vaya bien.

 

Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF)