La marcha

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

 

 

Tranquilo
y en orden

 

Las claves que usó ayer la policía para describir la marcha de los estudiantes y de los históricos fue la de X3 o todo tranquilo y en R11 que es algo así como al pendiente.

Las universidades presentes apoyando a la UNAM y a sus escuelas de bachillerato. El CCH Azcapotzalco a la vanguardia de la marcha que salió de Chapultepec rumbo al Zócalo, los chamacos gritando consignas y en movimiento a lo largo de Paseo de la Reforma, los cantos, la rebeldía a flor de piel y el coraje en la mirada fueron elementos destacados en la caminata de ayer rumbo a Palacio Nacional.

Hicieron presencia los llamados anarkos que realizaron pintas contra el mobiliario público y quisieron servir de agitadores, sin embargo, pese a todo, los estudiantes siguieron de largo su camino, su andar, sus porras, sus vallas, sus intereses.

El número oficial dijo que eran 25 mil asistentes y los organizadores calculan que fueron casi 40 mil por la suma de todos los que se fueron uniendo en el camino como fue el caso de la ENAH, el IPN, STUNAM, SME y hasta los campesinos de Atenco andaban por ahí.

Hoy viernes es día de asambleas, de decisiones de estos jóvenes que intentan crear su propia leyenda. Lo mejor que se puede esperar es que se conduzcan con la civilidad de la marcha y así seguro podrán llegar a los acuerdos urgentes que frenen los ataque hay a la UNAM desde oscuros escritorios.