¿Independientes?

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Arturo R. Pansza

La actual LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados se conformó en septiembre del año pasado con ocho fracciones parlamentarias y, oficialmente, no se puede crear otra, ya sea por acuerdo de los órganos de gobierno o voluntad de legisladores, como lo quieren hacer los nueve experredistas que despachan en San Lázaro.

Que no confundan a la opinión pública el excoordinador del PRD en la Cámara Baja, Ricardo Gallardo Cardona y sus ocho compañeros, al asegurar que ahora son una bancada independiente, lo cual no puede ser.

En primera, para que alguien llegue a ser diputado independiente, debe registrarse como candidato a ese puesto de elección con esa figura y si gana, así se le nombrará.

Más bien Gallardo, junto con Mauricio Alonso Toledo Gutiérrez, Héctor Serrano Cortés, Emmanuel Reyes Carmona, Lilia Villafuerte Zavala, Luz Estefanía Rosas Martínez, Carlos Torres Piña, Raymundo García Gutiérrez y Javier Salinas Narváez, son ahora diputados sin partido y eso de la independencia está en duda, porque ya aceptaron irán con la fracción parlamentaria de Morena en las votaciones en el Salón de Plenos, cuando el tema a discutir esté en sus prioridades y, por supuesto, sea en beneficio de la población.

El hecho es que esos nueve diputados se suman a Ana Lucía Riojas Martínez y Carlos Alberto Morales Velázquez, afines a la causa del senador Emilio Álvarez Icaza, quienes desde el inicio de la Legislatura se declararon sin partido.

Ya la bancada independiente, mal llamada, nombró como coordinador a Gallardo Cardona y como vocero a Reyes Carmona, quienes ya en su momento aseguraron que no se irán, junto con los demás a Morena, pero aceptaron que podrían coincidir con los de ese partido en varios temas, como ya sucedió el martes pasado durante la votación de la modificación del artículo 19 de la Constitución, para ampliar el catálogo de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

La que finalmente tiene la responsabilidad de dirigir la bancada del PRD en San Lázaro, luego de fungir como vicecoordinadora, es Verónica Juárez Piña, con diez integrantes, incluida ella y, su labor será negociar principalmente con el presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador de Morena, Mario Delgado Carrillo, para que a perredistas no le quiten representaciones en las comisiones ordinarias, tras la desbandada que sufrieron. Ya se verá qué pueden negociar los sin partido para lograr espacios en San Lázaro.

arturopan@hotmail.com