Equilibrios (Parte 1)

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Juan Carlos Flores

Estos días ha habido un intenso debate sobre un compromiso de campaña que hizo en su momento el ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador: la disminución en los sueldos de los servidores públicos de alto rango, con base en el ingreso mensual del Presidente, que a partir de este diciembre es de 108 mil pesos mensuales.

Y, hay que subrayar importantes precisiones, para no confundir la gimnasia con la magnesia: primero, se trata de profesionistas que se dedican exclusivamente al servicio público; segundo, está dirigido para aquellos servidores públicos que actualmente ganan en promedio más de 80 mil pesos mensuales, llámense diputados federales, senadores, magistrados, ministros, consejeros, directores generales, secretarios, subsecretarios, entre otros; tercero, no está dirigido al sector privado ni a gobiernos estatales o municipales (aunque bien harían en acabar con escándalos como el de presidentes municipales que se autodesignan 500 mil pesos al mes o regidores o diputados locales que ganan más de 170 mil pesos), y cuarto, no es ninguna sorpresa, fue una propuesta de campaña que votaron más de 30 millones de personas.

 

Si deben ganar mucho o poco estos servidores públicos ahí es otro debate: por ejemplo, si consideramos el trabajo que realizan los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por sus trayectorias, así como su magnitud y relevancia en su toma de decisiones, y que además debe evitar que se corrompan, un sueldo de 585 mil pesos al mes para algunos es entendible, aunque para la mayoría de mexicanos son impensables 6 millones 960 mil pesos anuales para una sola persona. Entendiendo que pasarían a ganar ahora al mes 108 mil pesos mensuales, significaría dejar de percibir 5 millones 600 mil anuales, la reducción es muy drástica. Por eso, se entiende el debate.

En el caso de los consejeros del INE, quienes en promedio perciben 236 mil 370 pesos mensuales, es decir, 2 millones 836 mil 400 pesos anuales más prestaciones como pago de personal, celulares, gasolina y gastos de representación, su función es organizar elecciones y que sean democráticas. Aquí una de las preguntas es ¿Qué hacen cuando no hay elecciones federales? O mejor escrito ¿desquitan su sueldo cuando no las hay? ¿108 mil pesos al mes es poco para ellos? Eso dará para otra columna más… (continuará).

@floresaquino