El Peje muerde su cola

Joel Saucedo

Corría el convulso 2005 por el proceso de desafuero de Andrés Manuel López Obrador, impulsado por Vicente Fox.

Sin embargo, el tabasqueño tenía en puerta su propia sucesión, en torno a quién despacharía en el Palacio del Ayuntamiento a partir de 2006.

Primero, le propuso a Alejandro Encinas la candidatura a jefe de gobierno. Pero éste no aceptó.

-Prefiero ser el jefe de gobierno en resistencia-, según contó durante un brindis de fin de año con reporteros que cubrían sus actividades.

Y así fue. Encinas sustituyó a López Obrador, y Marcelo Ebrard fue el candidato y quien despachó los siguientes seis años en la jefatura de gobierno.

¿Pero qué fue en realidad lo que sucedió en esa plática particularmente en ser jefe de gobierno en “resistencia”?

¿Habrían considerado que podría soltarse el tigre al que hizo referencia López Obrador durante la Convención Nacional Bancaria?

Efectivamente. En las postrimerías del proceso electoral de 2006, la toma de Reforma por 50 días, colmó la paciencia de los capitalinos.

Fue tal el enojo de diferentes sectores de la sociedad, que la presión estuvo a punto de ahogar a Encinas. Pero estoico aguantó.

-No se rompió ni un vidrio-, dirían en repetidas ocasiones posterior a esa época el oriundo de Macuspana.

Pero el fin de semana pasado, su declaración de que si hay fraude en 2018, él se irá a Palenque y no habrá quién amarre al tigre, causó estupor.

Esa postura, no fue bien vista por los banqueros e inversionistas, quienes atinaron a señalar que AMLO, es el mismo de siempre.

¿Qué llevó al tabasqueño a hacer esa declaración con tan elevado porcentaje de aceptación?

¿Qué es lo que piensa hacer, que desconoce la mayoría de la población y sus seguidores y simpatizantes?

Ni duda cabe que él mismo es su propio peligro. Un Peje que se muerde la cola para autodestruirse.

PROSPECCIÓN… Al proponer un control en los precios de los medicamentos que en México alcanzan niveles superiores al resto de naciones latinoamericanas, el senador Patricio Martínez García afirmó que el precio máximo de las medicinas se ha llevado a un esquema de regateo de tianguis, así como al abuso innegable y a una fijación que se hace de manera unilateral por empresas monopólicas o por un mercado oligopólico.

Twitter: @JoelSaucedo

saucedosj@yahoo.com.mx