El campo

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Política agropecuaria

 

La Secretaría de Agricultura se va a Ciudad Obregón, Sonora; dice Víctor Villalobos, nominado para ser el siguiente titular del ramo y, desde allá, asumirá sus tareas.

La agenda se antoja imposible para hacerla en seis años: sacar de la pobreza a pequeños productores y obtener la autosuficiencia alimentaria.

Hay que entender que hay dos tipos de productores del campo, uno que son del autoconsumo y otros que son competitivos y comerciales, los segundos asentados en el Valle del Yaqui y del Mayo, en Sonora; y en Sinaloa, son productores comerciales.

Para allá va Villalobos.

La reestructuración de la dependencia es, dice, para robustecer la economía de los productores rurales, disminuir la dependencia de la importación, atender el autoconsumo y crear pequeñas unidades productivas.

Y lo quiere hacer sin maíz transgénico o importado y además con precios de garantía para pequeños productores de: maíz, frijol, arroz y trigo harinero, fundamentales para la alimentación nacional.

De pronto suena demasiado difícil, casi imposible. Habrá que ver si trae un conejo de bajo de la manga.