Editorial / Seguro Popular, el cambio. La enorme expectativa

  • La Prensa
  • en Columnistas

#Opinion

#Editorial

Bajo la frase de que el Seguro Popular “ni es seguro ni es popular”, pronunciada desde la campaña presidencial, el nuevo gobierno federal alista una transformación en el sector salud, cuyo reto mayor es lograr la eficiencia en la atención y el servicio médico, con la respectiva distribución de medicamentos gratuitos.

Impulsado en la administración de Vicente Fox Quesada y retomado por la gestión de Felipe Calderón Hinojosa, el Seguro Popular fue un esquema que con el tiempo, más temprano que tarde, terminó viciado, merced a la falta de reglas de control.

Este programa, dirigido al grueso de la población sin seguro médico, se convirtió en “mina de oro” para los gobernadores, quienes recibían en sus respectivas administraciones los fondos que liberaba la federación, pero en la mayoría de los casos los dineros se usaban para otros fines.

Ciertamente el sector salud está hecho un desastre y los que pagan los platos rotos son los habitantes, por ello la expectativa que ahora surge con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador es enorme. Más allá de colores o ideologías partidistas, los funcionarios encargados del sector tienen la gran responsabilidad de dar los resultados prometidos.