Donald Trump pelea hasta con los de “su casa”

  • La Prensa
  • en Columnistas

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

De deshonesta acusa a prensa

 

Pareciera que cada mañana el Presidente de los EU, Donald Trump, amanece con nuevo enemigo. Su carácter explosivo, ya denunciado desde la campaña por expertos en personalidad y salud, ha quedado de manifiesto un día sí y otro también. Ya no sorprende el que lance ataques y críticas a todo aquel que considera como adversario. No se ha limitado, ni siquiera, a respetar al Poder Judicial de su país, al que tachó de pésimo por el simple hecho de que una corte vetó las decisiones ejecutivas que tomó para prohibir la entrada a los EU de ciudadanos provenientes de naciones musulmanas. Trump es bastante claro: quien no está con él, está contra él. Así de sencillo, pero también así de peligroso. Ayer amaneció con la intención de enfrentar a los medios de comunicación y acusarlos de que la mala percepción acerca de su gobierno es por culpa de los periodistas y las cadenas de noticias. Los encaró y acusó de crear falsas informaciones. Cara a cara, señalándoles con el dedo índice, quitándoles el micrófono y acusándoles sin ningún argumento y sin tener en cuenta que es el representante del Poder Ejecutivo de la nación más poderosa del planeta. Un desencuentro nada digno y muy poco ejemplar. Trump tiene ya tres reveses en menos de un mes de gobierno: la renuncia de su asesor en seguridad, Michael Flynn; la no aceptación de su propuesta para Secretario del Trabajo, y el bloqueo a su orden ejecutiva. Pero eso no es todo, ya que el Mandatario estadounidense ha acusado tanto a Hillary Clinton como al propio Barack Obama de actuar para perjudicarlo y los responsabiliza de las filtraciones que ha habido al interior de su administración. México también es su tema y ahora enfatizó que habrá un gran muro, pues el actual es una broma. Así respondió al movimiento de un día sin inmigrantes en los EU. Por supuesto que preocupa, y mucho.