Claudia Sheinbaum

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Juan Carlos Flores

Este miércoles rinde protesta Claudia Sheinbaum como jefa de gobierno hasta el año 2024. Es la primera vez que una mujer mediante la elección libre y directa asume este cargo (Rosario Robles sustituyó a Cuauhtémoc Cárdenas en 1999), lo cual es una buena noticia para la ciudad y la democracia en nuestro país.

Hay grandes retos que deberá enfrentar Sheinbaum, para la cuarta metrópoli más grande del mundo, pero sin duda lo que más apremia y exigimos los habitantes de la Ciudad de México es recuperar nuestra seguridad pública y nuestra tranquilidad. Y es así, porque es una tragedia enterarnos diariamente de asaltos a familiares, compañeros de trabajo o amistades, y fatal, literalmente fatal, cuando en estos asaltos se asesinan inocentes.

Así, esperamos que la primera medida de la jefa de gobierno, sea hacer lo necesario para no permitir que los asaltantes que logran capturar los policías puedan salir fácilmente de las cárceles. Es criminal la impunidad con la que actúan los delincuentes, pero peor aun cuando la propia ley y el sistema de justicia penal les dan libertad inmediata. Para nadie es un secreto que, desde la implementación de este modelo gringo, se dispararon los delitos sencillamente porque se abarató delinquir y asesinar. La llamada “puerta giratoria” que le da criminal impunidad a la delincuencia.

Igualmente, tiene que haber una limpia real en la procuración de justicia, principalmente en los Ministerios Públicos. La constante y lo habitual, es el vía crucis por el que pasamos los ciudadanos cuando tenemos la necesidad de presentarnos a denunciar cualquier tipo de delito. Falta una capacidad tremenda al personal, instalaciones dignas, y sensibilidad para recibir y atender a quienes han perdido algún bien material o sufrido la lesión o el asesinato de algún conocido en manos de los delincuentes.

Por supuesto que la prevención debe ser bandera de este gobierno: mayores oportunidades a los jóvenes, así como resaltar y recuperar valores en las familias. Esto necesariamente pasa por la rehabilitación de espacios públicos, más parques, más luminarias, más recreación, y por supuesto, mayor educación de calidad. No será fácil emprender todo lo escrito aquí, pero me da la esperanza que la sensibilidad de una jefa de gobierno, ayude a superar pronto esta grave crisis de inseguridad en la que vivimos.

@floresaquino