Bondades del NSJ en los delitos de alto impacto

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Edmundo P. Garrido Osorio*

 

Atendiendo su gravedad, los delitos de alto impacto son conductas que afectan delicadamente a la sociedad, por lo tanto, investigarlos adecuadamente se ha vuelto uno de los principales objetivos de las autoridades en la ciudad.

La Procuraduría General de Justicia capitalina, cuenta con las Fiscalías Centrales de Investigación pertenecientes a la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Centrales, integradas con personal especializado y certificado en la investigación de delitos de alto impacto.

El nuevo sistema de justicia trajo consigo la posibilidad de aplicar una gama de nuevas soluciones ante estos ilícitos; además de generar un proceso mucho más ágil, que deja de lado trámites innecesarios; permitiendo la imposición de medidas cautelares como la prisión preventiva, única y exclusivamente en aquellos casos que así lo ameriten.

En los financieros, se ha aplicado lo que el nuevo sistema denomina soluciones alternas como la suspensión condicional del proceso, que es el compromiso del imputado para cumplir ciertas condiciones durante un tiempo determinado; así como acuerdos reparatorios que consisten en el acuerdo entre víctima u ofendido y el imputado para reparar el daño causado y cumplidos éstos, el efecto es dar por terminado el proceso; lo que trae como consecuencia que la víctima vea reparado el daño y a su vez, el imputado es beneficiado al no ir a prisión y concluir un proceso en forma más breve.

El nuevo sistema contempla la forma de terminación anticipada que es el procedimiento abreviado y puede aplicarse en delitos de alto impacto como el homicidio, secuestro, trata de personas, violación y robo de vehículos; consiste en aplicar beneficios al imputado: concluir el proceso de forma inmediata en una audiencia y disminuir la pena en su favor; a cambio de aceptar su responsabilidad ante el juez, renunciar a un juicio y reparar el daño a la víctima; obteniendo una terminación acelerada del procedimiento, la reparación del daño inmediata, y una disminución de la pena de hasta un tercio de la mínima (el homicidio tiene una mínima de 20 años, disminuiría 6 años 8 meses, para quedar de 13 años 4 meses), evitando saturación en las prisiones del sistema penitenciario de la ciudad.

El juez al imponer una medida cautelar distinta a la prisión (presentación periódica, garantía económica o no acercarse a la víctima), encarga a la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso verificar su cumplimiento, por lo que MP y juez se coordinan para lograr la presencia del imputado en el proceso.

El nuevo sistema de justicia es innovador, por lo que la sociedad debe conocerlo, apreciar sus beneficios y verificar su eficacia a través de audiencias públicas que generan confianza y transparencia de la sociedad en sus instituciones hasta perfeccionarlo y convertirlo en un sistema eficaz para las personas en la Ciudad de México.

 

*Subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México