Arrancar el gobierno

Los proyectos y los posibles
Viendo hacia adelante hay que tomar en cuenta varias consideraciones, entre otras, la
viabilidad de lo que se dijo frente a la realidad del país, sobre todo si se quiere llegar a los
libros de historia lo menos que se debe hacer es exigir lo imposible, ese es el trabajo del
opositor. El gobierno debe apostar a la inclusión, a la nación y a la idea de corregir sin
dañar los equilibrios y además debe de probar la fortaleza de las instituciones.
Cada administración tiene su propia agenda, la que va a correr de diciembre de 2018 a
diciembre de 2024, deberá retomar lo que le convenga que haya quedado la anterior
como es el caso del IEPS a la gasolina o la evaluación a los maestros, así como los
planteamientos que, incluso, le dan más libertad para actuar y operar.
Al público le ha quedado claro que, al menos en esta primera etapa, no hay una apuesta a
radicalizar el discurso o las acciones de gobierno y los incendiarios de las redes sociales se
van quedando cada vez más solos.
Nadie quiere a los violentos y el gobierno que viene menos. El efecto AMLO se aplica
también para ellos y los condena al aislamiento.