AMLO y los medios

  • Prensa OEM
  • en Columnistas

Estamos a días que asuma la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, y se ha desatado con diversos analistas y sobre todo en las redes sociales, una lluvia de críticas por portadas en revistas de circulación nacional, que cada una en sus distintos sectores son las más vendidas-compradas en nuestro país.

Estas críticas, extrañamente en su mayoría, las ubico de personajes que en su vida habían hecho mención de “Hola” o “Proceso”. Sin embargo, ahora resultan ser fieles seguidores y hasta defensores de estas revistas. No resulta nada extraño si se trata de opositores políticos, u opinadores que siempre han estado en contra de la línea ideológica del ahora Presidente electo.

Lo que prende los focos rojos para quienes estamos en la cancha ciudadana y trabajamos en medios de comunicación, son las respuestas que han dado a estos ataques los seguidores de López Obrador, e inclusive la propia respuesta del Presidente electo, por la última portada de la revista “Proceso”.

Aquí hago un paréntesis importante: uno de los lados más flacos de la llamada “izquierda” en nuestro país, ha sido su relación con los medios de comunicación y uno más delicado es su falta de experiencia en responsabilidades de gobierno. Me explico, lo que ahora es Morena; fue siempre el PRD, y la historia de los gobiernos que obtuvo el PRD cuando AMLO militaba en él, fue la misma: derrota segura a la siguiente elección (a excepción de la Ciudad de México).

Y, una de las causas que aparecía en todos sus análisis era la misma: nula operación y vinculación con los medios de comunicación. Desconocimiento del medio, tratar a todos por igual, acusar de chayoteros, es con lo que concluían siempre las discusiones y estudios de los ahora militantes de Morena, con una preocupante falta de autocrítica.

Por eso, resulta grave que no se aprecie hasta el momento, una política clara de cuál será la relación y operatividad de Andrés Manuel como Presidente con los medios de comunicación. Y lo que fue más sorpresivo, que se haya cambiado a quienes ubicábamos como la persona clave en esa compleja relación, me refiero a César Yáñez. Espero que ahora Jesús Ramírez ayude a aclararnos el panorama, porque aunque no les agrade a los seguidores de la 4a. transformación, los medios tradicionales seguimos siendo clave para difundir el mensaje, y no, no todos somos lo mismo.