Al interior del PRD

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Red compartida

Al interior del PRD, las huestes están más que inconformes, pues piensan que puede darse una imposición de Alejandra Barrales como candidata del frente PAN-PRD  y Movimiento Ciudadano.

Y es que no es para menos, piensan que su imposición conllevaría una derrota anunciada, pues de los tres precandidatos, Barrales es la más vulnerables, pues tiene demasiados antecedentes que le han acarreado duros cuestionamientos.

Los perredistas recordaron que lo primero que retomarán sus adversarios será el lujoso departamento que tiene en una exclusiva zona de Miami y la opacidad con que manejó las becas para estudiantes cuando se desempeñó como presidenta de la Comisión de Gobierno en la V Legislatura de la Asamblea Legislativa. Eso para empezar.

En su primera visita al Estado de México, particularmente al municipio de Tlalnepantla, el nuevo Secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, encabezó un evento donde destacó la importancia de Liconsa para la alimentación de las familias.

El funcionario se la pasó echando loas al gobierno federal, resaltando el hecho, según él, de que la ayuda que brindan las autoridades lleva alivio frente a las carencias de más de 40 millones de mexicanos.

Lo hizo justo en un estado potencialmente rico en lista nominal de electores, pero también en una entidad convertida en fábrica de pobres merced a las políticas clientelares del PRI.

Los que siguen enfrascados en un pleito que sólo abona al hartazgo de la sociedad contra la clase política son el precandidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés

Manuel López Obrador, y el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, quienes se acusan mutuamente de ser farsantes.

Por un lado, el mandatario veracruzano parece estar promoviendo alguna campaña de desprestigio contra el tabasqueño, a quien insiste en acusar de supuestos vínculos con el tristemente célebre Javier Duarte de Ochoa, el ex mandatario que destrozó a esa entidad, y por otro, el jefe máximo de Morena emite destellos de “paz y amor”, en alusión a que no quiere pelear, pero señala a Yunes de favorecer el nepotismo, aunque el propio AMLO tiene a sus hijos operando en su partido político.

Sólo Aurelio Nuño Mayer, coordinador de campaña de José Antonio Meade Kuribreña, es capaz de creerse su propio discurso cuando asegura que “Los mexicanos buscamos a alguien que tenga el conocimiento, la preparación, experiencia, estabilidad emocional y la honestidad para conducir a México”.

En su cuenta de Twitter, el hombre cercano a la cúpula del poder PRI-gobierno, emitió tal pronunciamiento, y obvio ese alguien es el ex secretario de Hacienda, al menos para los compinches del priísmo, pues a decir verdad menciona dos conceptos: estabilidad emocional y la honestidad, que desde hace años nomás no están en las cualidades de los gobernantes. Para prueba, el desastre que hay con la inflación.

Síguenos en Facebook: La Prensa Oficial y en Twitter:  @laprensaoem