ABC Dice / Tráiler asesino

  • La Prensa
  • en Columnistas

#Opinión

#ABCDice

Dicen que la tragedia de esta semana, donde un tráiler embistió varios vehículos en Santa Fe, causando la lamentable muerte de 10 personas y dejando muchas más heridas, no es la primera vez que sucede en la Ciudad de México.

Son no varios sino muchos, los casos en donde transportes de doble carga o camiones de grandes dimensiones han ocasionado la muerte ya sea de automovilistas, de ciclistas y de peatones en varias colonias de lo que era el Distrito Federal, hechos donde ni el gobierno ni la Asamblea le han querido entrar a solucionar el problema de fondo.

Ahogado el niño, ¡sigue abierto el pozo!

Y sucede que, como en este caso, aunque se castiga al chofer y se le encarcela, ¡el hoyo sigue destapado! Porque el problema de fondo es el tránsito de estos vehículos dentro de la capital y contrario a lo que sucede en muchos países, el permiso que tienen camiones de doble carga para transitar libremente por todo el país, con los riesgos y peligros que hemos visto, como el claro ejemplo de esta semana.

Argumentan que es un tema económico por los costos de transportación, pero nos preguntamos, ¿cuánto valen todas las vidas que se han perdido? ¿Qué darían las familias que han perdido un ser querido por recuperarlo? ¿Tiene esto un valor económico?

Y ya entrados en gastos…

No son los traileros los únicos que han ocasionado muerte ni los únicos que infunden temor entre la población: lo mismo pasa con microbuseros y con estos vehículos de transporte de carga de valores que transitan como si compitieran en la Fórmula 1. Aclaramos, no son todos, pero sí varios los choferes que manejan irresponsablemente muchas veces bajo la influencia de drogas para soportar largas jornadas de trabajo, sin ningún temor a la ley.

¿Se atreverá el primer Congreso Local de la Ciudad de México a legislar algo al respecto, o nuevamente le llegarán al precio?

De tragedia en tragedia

Un asesinato más, ahora en Veracruz, que obtuvo mayor visibilidad por tratarse de la hija de una diputada federal, que como es muy lógico, sufrió una gran conmoción que por su trabajo en ese momento se convirtió en un hecho público. Nuestro pésame a ella y a todas las familias que han sufrido este nivel de tragedia, la más terrible pérdida, la de un hijo.