ABC Dice / Aaaayy Meneses…

  • La Prensa
  • en Columnistas

#Opinion

#ABCDice

Dicen que si siempre son tristes las despedidas, más tristes son cuando los que se van se les recuerda y recordará con una muy mala imagen. Ese es el caso del fallido secretario de Movilidad sustituto Carlos Augusto Meneses, que pasará como uno de los más ineficientes y grises de los secretarios que han cobrado en la nómina de la Ciudad de México.

¿EL COCHINITO?

Y es que si mal se estila el año de Hidalgo (así le dicen cuando los funcionarios que se despiden del sexenio se quieren llevar hasta el papel de baño) en el caso del sustituto secretario de Movilidad dicen que les anda dejando a sus amigos ciertos “regalitos” como el caso del sitio de taxis 174 de la Unión de Taxistas Génesis del Distrito Federal AC, representada por Héctor Daniel Medina Meléndez, a quienes Meneses a días de dejar el cargo, a través de Alejandra Balandran Olmedo, les revalidó un permiso para hacer base ¡en un lugar prohibido para estacionarse! Y con un pequeñísimo detalle ¡A 5 METROS DE PASEO DE LA REFORMA!

¿De verdad cree Meneses que los ciudadanos nos chupamos el dedo? ¿Estará enterado el aún jefe de gobierno José Ramón Amieva del detallito que le está dejando su subalterno? Aaaay Meneses.

CAOS EN LA LÍNEA 2

Y si usted es usuario de la línea azul del Metro y estos días se le hizo tarde fue por el cortocircuito que se dio por la lluvia el pasado miércoles y por el muy viejo cableado de más de 40 años con el que cuenta el sistema de transporte colectivo. Dicen que el cambio y mantenimiento del Metro se ha pospuesto por décadas, y aunque se gastan cantidades millonarias -extrañamente en herramientas u otro tipo de servicios- en lo realmente importante como la seguridad del transporte ¡sólo se atienden bomberazos! Tururuuuu.

ORTA

Y quien se sacó la rifa del tigre para atender el grave problema de la inseguridad en la Ciudad de México es Jesús Orta Martínez, quien encabezará la ahora llamada Secretaría de Seguridad Ciudadana en el sexenio de Claudia Sheinbaum. Dicen que en redes sociales ya andaban con el Jesús en la boca porque algún despistado pensó que se trataba del perredista Jesús Ortega Martínez, a lo que los morenos exclamaron ¡ni dios lo mande!