Cambios en el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México

  • La Prensa
  • en Columnistas

Magistrado Élfego Bautista Pardo

 

Cuando me referí a la propuesta de reformas presentadas por el Poder Ejecutivo Federal en materia de justicia cotidiana, mencioné la figura del Consejo de la Judicatura, la cual se instituyó en el país en diciembre de 1994, mediante la modificación en materia de justicia presentada por el entonces Presidente Ernesto Zedillo. A partir entonces se comenzó a incluir en las constituciones de los estados de la Federación y en el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Hoy abundaré acerca del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, que se encarga de la administración, vigilancia y disciplina del Tribunal Superior de Justicia y todos sus apéndices; sus facultades incluyen dictar acuerdos generales para el adecuado ejercicio de sus funciones, opinar sobre la designación y ratificación de magistrados; resolver sobre la adscripción y remoción de los mismos; designar, adscribir y remover a los jueces, así como determinar el número y especialización por materia de las salas y juzgados. Además elabora el presupuesto del Tribunal Superior de Justicia y lo remite para su inclusión en el proyecto de presupuesto de egresos de esta ciudad.

Está constituido por siete consejeros que duran cinco años en su cargo; son sustituidos de manera escalonada y no pueden ser nombrados para nuevo periodo. Uno de ellos es el presidente del Tribunal Superior de Justicia, quien también lo es del Consejo. De ellos, un magistrado y dos jueces son electos consejeros por los votos en el pleno de los magistrados, que deben ser las dos terceras partes de ellos al momento de la votación; dos son designados por la Asamblea Legislativa y uno por el jefe de gobierno.

Para ser consejero se deben reunir los mismos requisitos que para magistrado, es decir, ser ciudadano mexicano por nacimiento, tener pleno ejercicio de derechos políticos y civiles; 35 años de edad cumplidos al día de la designación; tener título de licenciado en derecho, con mínimo de diez años de ejercicio profesional; gozar de buena reputación y no haber sido sancionado con más de un año de prisión por algún delito, ni por robo, fraude, falsificación, abuso de confianza u otro que lastime seriamente su buena fama pública, cualquiera que haya sido la pena, y tener dos años de residencia en el país anteriores al día de su designación.

También se requiere ser persona que se haya distinguido por su capacidad profesional y administrativa, honestidad y honorabilidad en el ejercicio de sus actividades. Asimismo, los candidatos a elegir por el pleno de magistrados deben gozar de reconocimiento por sus méritos profesionales en el ámbito judicial.

Ayer 11 de octubre fueron sustituidos dos miembros del Consejo de la Judicatura, que ocupaban los dos puestos destinados a los jueces del tribunal, debido a que los consejeros Sandra Luz Díaz Ortiz y Héctor Samuel Casillas Macedo terminaron el periodo de su honroso encargo.

Una vez dados a conocer los lineamientos para aspirar a relevarlos, ocho de los jueces de la Ciudad de México: Blanca Estela del Rosario Zamudio Valdés, María del Rocío Morales Hernández, José Manuel Salazar Uribe, Antonio Cortés Mayorga, Martín Gerardo Ríos Castro, Jorge Martínez Arreguín, Armando Montoya Vázquez y Gloria Rosa Santos Mendoza, participaron en el proceso de elección de los nuevos consejeros. Todos ellos, juristas respetados por sus amplios conocimientos e intachable trayectoria en la tarea de impartir justicia en nuestra metrópoli.

Después de manifestar su intención de participar y de comparecer ante el Pleno de los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia, fueron electos consejeros la doctora Zamudio Valdés y el licenciado Martínez Arreguín, quienes se desempeñaban como juez sexto de Proceso Oral en Materia Familiar y juez integrante del Tribunal de Enjuiciamiento Penal, respectivamente. A ambos les manifiesto mi reconocimiento y extiendo una fraternal felicitación.

Los juristas electos se suman a Ana Yadira Alarcón Márquez, Aurora Gómez Aguilar, Marco Antonio Velasco Arredondo, José Gómez González y al doctor Edgar Elías Azar como miembros del Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia, el cual seguirá trabajando con la finalidad fortalecer los órganos de impartición de justicia en la ciudad, y contribuir a su desarrollo y a incrementar la confianza ciudadana en las instituciones del Estado.

Así es el Derecho.