Especialistas recuperan restos óseos de mamut en Tultepec

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

México, 17 May (Notimex).- Expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) encabezan los trabajos de recuperación de la osamenta de un mamut descubierta durante la construcción de un drenaje en la localidad de San Antonio Xahuento, en Tultepec, Estado de México.

El salvamento arqueológico es dirigido por Luis Córdoba Barradas, arqueólogo del INAH, quien mencionó que el animal pudo haber sido parcialmente destazado por un grupo humano al quedar varado en el terreno pantanoso.

De acuerdo con el Instituto, las tareas de recuperación se realizan con procedimientos que garantizan la estabilidad de los restos óseos y se prevé terminarlas en 20 días aproximadamente, luego de iniciarlas el pasado 25 de abril.

Córdoba Barradas dio a conocer más detalles sobre la recuperación de los restos del ejemplar que incluye más de 10 costillas, húmeros, fíbulas, un fémur, escápulas, cúbitos, radios, así como una decena de vértebras.

Indicó que entre los 60 huesos encontrados a tres semanas de haber comenzado los trabajos de salvamento arqueológico, destacan algunas partes de grandes dimensiones que conservan su relación anatómica, como el cráneo y la pelvis.

El investigador adscrito a la Dirección de Salvamento Arqueológico comentó que el mamífero perteneció al periodo final del Pleistoceno (hace 14,000-12,000 años).

Reportó que la mayor parte de la osamenta se estima data de hace 13,000 o incluso 14,000 años, y tiene buenas condiciones de conservación gracias a los sedimentos del subsuelo que influyeron en su preservación.

“Era un adulto joven, posiblemente de 20 a 25 años de edad, que pudo haber medido tres metros de altura, es decir, que tenía gran tamaño porque sus defensas miden 1.30 metros de largo y casi 18 centímetros de diámetro”, añadió.

San Antonio Xahuento, y en particular la calle La Saucera donde el mamut fue hallado, corresponde a la orilla occidental del remoto lago de Xaltocan, que formó parte de una zona que contó además con el de Ecatepec y el de Zumpango.

De acuerdo con la historiadora Juana Zúñiga Urbán, Tultepec cuenta con una gran tradición no solo en la fabricación de pirotecnia, musical y artes plásticas, sino por la presencia de varios asentamientos prehispánicos.

Al darse el hallazgo de la osamenta, refirió la cronista del municipio, se solicitó la colaboración del INAH y actualmente participan además de Luis Córdoba, el arqueólogo Felipe Muñoz y cuatro trabajadores manuales del ayuntamiento.