Lavarte las manos puede salvar tu vida: Infectólogo pediatra

Foto Ilustrativa

Lavarte las manos puede salvar tu vida: Infectólogo pediatra

Por: Genoveva Ortiz / GB

Ciudad de México.- La cantidad de bacterias que se ha podido identificar en las manos oscila entre 104 y 109 tipos diferentes, por lo que el lavado de manos es una práctica elemental para la prevención de enfermedades y el adecuado cuidado de la salud.

Este 15 de octubre se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos y por ello, médicos del sector salud recordaron a la población la importancia de este hábito higiénico, sobre todo antes de comer o después de ir al baño.

El doctor Alfredo Morayta Ramírez, infectólogo pediatra, ex presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica y jefe del servicio de Infectología del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE, indicó que todo lo que tocamos está lleno de bacterias.

Mencionó, por ejemplo, que un teléfono celular tiene 300 veces más bacterias que una taza de baño; es decir, alrededor de 600 bacterias y si hablamos de los pasamanos del transporte colectivo, ahí se pueden encontrar bacterias, virus y parásitos causantes de infecciones en la piel y gastrointestinales.

El doctor Morayta Ramírez recomendó lavar las manos a la hora de llevar cabo ciertas tareas. “El no lavarse las manos adecuadamente o en su defecto no hacerlo, puede traer consigo problemas que afectan, en su mayoría a niños, que por lo regular tienen actividades al aire libre, contacto con animales y/o juguetes, actividades que no siempre son supervisadas y tienen mayor riesgo de contraer una infección y que ésta se complique; como la diarrea y en consecuencia deshidratación, condición mortal que también atañe a los adultos mayores”, apuntó.

Cuando una persona no se lava las manos con agua y jabón, agregó el especialista, puede trasmitir bacterias, parásitos y virus, ya sea por contacto directo, es decir tocando a otra persona o indirectamente, tocando superficies.

Lavarse las manos es una medida de higiene y un método de prevención de enfermedades infecciosas; es como auto-administrarse una vacuna, implica cinco pasos simples y eficaces: mojarse las manos, enjabonarse, frotar por lo menos por 20 segundos, enjuagar bien y secarse con una toalla limpia o al aire libre, puntualizó el D. Morayta.

Es que es importante lavarse las manos antes, durante y después de las siguientes actividades: Preparación de alimentos, atender a alguien enfermo, ir al baño, cambiar pañales, estornudar y tocar mascotas entre otras.

Si a pesar de lavarnos las manos notamos algún tipo de infección es importante acudir al médico ya que esta es la mejor forma de poder identificar la causa de nuestro problema y determinar cuál es el mejor tratamiento para solucionarlo.