Matan a cientos de miles de abejas por fumigación

abejas

Matan a cientos de miles de abejas por fumigación

Rafael Martínez en José María Morelos

México.- Al menos 300 colmenas de abeja, de 18 apicultores en el Ejido Candelaria, en el municipio de José María Morelos, fue afectadas por un químico altamente tóxico aplicado por un empresario para fumigar su terreno y sembrar chile habanero, provocando con ello la muerte de cientos de miles de abejas.

 

El apicultor Wilson Ayala aseguró que se trata de la muerte de abejas más numerosa en la historia de los pobladores del Ejido Candelaria, por lo que desanimado dijo que las repercusiones del desastre no se reducen a un tema ambiental.

 

Cada una de las colmenas tiene capacidad para brindar abrigo a 50 mil abejas y, su muerte, representa un grave golpe económico, pues los volúmenes de miel para la cosecha más cercana, entre octubre y noviembre de este año, se han perdido y, con ello, los ingresos de familias mayas que viven de la producción de miel.

 

Las pérdidas por las abejas, la cera y la miel, se estiman en un promedio de dos millones 300 mil pesos, de acuerdo con un cálculo preliminar elaborado por el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible – Península de Yucatán (CCMSS-PY), que junto con jóvenes de los ejidos de Candelaria I y II, echaron a andar la iniciativa “Desarrollo Inclusivo de la Apicultura en José María Morelos”.

 

En el proyecto participan más de 30 jóvenes de nueve ejidos de dicho municipio, para fortalecer los medios de vida de las juventudes que ven en sus comunidades una oportunidad de crecimiento.

 

Empleados de un empresario originario de Yucatán, llamado Pablo Mendoza, fumigaron un terreno para una plantación de chile habanero y utilizaron un químico llamado Regenet 4SC, cuyo efecto abarcó cuatro kilómetros y mató a miles de abejas de los apicultores.

 

Los daños aún siguen cuantificándose, pero de manera preliminar, el Consejo Civil contabilizó -con ayuda de los apicultores afectados- entre 331 y 335 colmenas de abejas Apis melífera impactadas, sin poder determinar la afectación a las abejas silvestres, importantes polinizadores de la selva.

 

Wilson detalla que desde el miércoles ocho de agosto, algunos apicultores detectaron un comportamiento “inusual” en las abejas, que fue traduciéndose en una mortandad masiva en los días subsecuentes.

 

El viernes fueron a revisar otros apiarios, en donde encontraron el suelo tapizado de abejas muertas. Las pérdidas -dijo- fueron totales.